Reunión Negociado de la Policía

Un centenar de cadetes comenzaron en distintos turnos desde la madrugada de hoy a laborar en los Centros de Mando de las Áreas Policíacas, en una de varias medidas adoptadas por el Negociado de la Policía para maximizar los recursos durante el fin de semana largo que se inició hoy con el Día de Acción de Gracias.

El coronel Juan Cáceres, comisionado auxiliar en Operaciones de Campo, dijo que 110 cadetes recibieron un entrenamiento de una semana sobre las labores que se realizan en los Centros de Mando de recibir querellas y despachar patrullas.

De ser necesario, algunos agentes y supervisores de los Centros de Mando irán a la calle para reforzar.

Las medidas surgen después de un brote de violencia que entre el pasado sábado y el miércoles sumó 20 vidas, de las cuales siete ocurrieron el pasado domingo.

Hasta el mediodía de hoy, según Cáceres, no se había informado de ausentismo, más allá de los números normales por enfermedad.

Para reforzar la vigilancia en los centros comerciales desde el viernes con la venta de madrugador hasta el domingo, fueron asignados agentes, supervisores y oficiales de oficinas como Responsabilidad Profesional y uniformados que están asignados a distintas labores clericales.

El secretario de Seguridad Pública, Alexis Torres, y el comisionado Antonio López Figueroa se reunieron el miércoles con los comandantes de las 13 áreas policiacas y otros altos oficiales. Los comandantes de área, al igual que los comandantes de distritos y precintos, tendrán que trabajar durante el fin de semana.

Los días libres los disfrutaron por adelantado entre el lunes y el miércoles.

Los planes de prevención incluyen el Negociado de Tránsito, cuyas funciones se desarrollarán en cuatro regiones y las Fuerzas Unidas de Rápida Acción con un aumento en el patrullaje marítimo.

No se anticipan mayores problemas en las ventas del madrugador, ya que prácticamente todos los comercios adelantaron los especiales y los mismos se extenderán por varios días.