Servicios Legales

La Unión de Abogados y Abogadas de Servicios Legales Puerto Rico, así como la Unión Independiente de Trabajadores de Servicios Legales están en su segundo día de paro indefinido ante “las intenciones de la gerencia de quitarles beneficios adquiridos”. 

Desde tempranas horas de la mañana de hoy, martes, los trabajadores han estado realizando un piquete frente a las Oficinas Centrales de la Corporación de Servicios Legales, ubicadas en la avenida Juan Ponce de León, en Santurce.

“Nuestra exigencia es que se firme un convenio justo para ambos sindicatos. Nosotros llevamos, en el caso de los abogados, más de un año sin convenio colectivo. El patrono ha incurrido en unas prácticas ilícitas de quitarnos bonificaciones que son parte de nuestro salario”, expresó la licenciada Lorimir Couret, portavoz de la Unión de Abogados y Abogadas de Servicios Legales de Puerto Rico.

Couret añadió que los abogados de la corporación no gana mucho dinero, sino que tienen salarios bastante bajos, pero indicó que se han negociado una serie de pagos o bonos anuales.

“El patrono ha decidido unilateralmente no pagarlos más. A parte de eso, pretenden eliminarnos licencias de enfermedad, de vacaciones. Todo eso redunda en que nosotros nos vamos a empobrecer más y no podemos dar un buen servicio”, agregó.

Asimismo, reveló que en la corporación solo quedan 65 abogados para atender a más de 10,000 personas al año. Añadió que hace dos años habían 80 representantes legales. “Nuestras condiciones de trabajo han ido empeorando a la misma vez que nos han ido reduciendo salario y beneficios”, comentó, en entrevista con EL VOCERO

Por su parte, Leticia Ortiz Matías, presidenta de la Unión Independiente de Trabajadores de Servicios Legales, que aglomera secretarias, paralegales, mensajeros y telefonistas, destacó que el paro indefinido se debe a la actitud intransigente y antiobrera de la Corporación de Servicios Legales. 

Ortiz Matías indicó que en las reuniones sobre el convenio colectivo se ha dilatado el proceso, les cancelan sesiones, se inventan situaciones falsas y hasta se levantan de la mesa de negociación y se van. “Las razones que nos dan para cambiar completamente un convenio que tiene más de 40 años es que nuestro convenio no les permite flexibilidad para administrar”.

Cabe destacar que, Servicios Legales es una corporación privada sin fines de lucro que provee asesoramiento, representación y educación legal gratuita en casos civiles a las personas y grupos de escasos recursos que cualifiquen.

De acuerdo a la plataforma digital de la organización, atienden casos de familia, educación especial, tercera edad, vivienda, menores, mantenimiento de ingresos, quiebras, veteranos, derechos civiles, derechos de comunidades y ambiental, derechos de consumidores, trabajadores agrícolas, entre otros.

"Cerca del 50% de la población en Puerto Rico cualifica económicamente para nuestros servicios por vivir en o por debajo de los niveles de pobreza", establece la página web de la corporación, en la sección ¿Quiénes Somos?.

En ese renglón, además, se especifica que la corporación recibe fondos de propuestas federales, estatales y donativos.

Reacciona Servicios Legales

Por su parte, la directora ejecutiva de Servicios Legales, Hadassa Santini Colberg, afirmó que las 15 oficinas de la organización continúan abiertas y aceptando solicitudes de servicio a pesar del paro decretado por las uniones con las que mantienen negociaciones colectivas.

“Nuestros 15 Centros de Servicio alrededor de la isla están abiertos, atendiendo a la clientela y las citas del día. Los clientes que necesitan de nuestros servicios legales civiles deben saber que estamos operando”, dijo.

En cuanto al paro decretado, Santini Colberg señaló que “es lamentable que las uniones ignoren con estas acciones las necesidades de la clientela de escasos recursos que busca servicios”. Añadió, además, que las negociaciones continúan y que mantienen el diálogo con ambas uniones de trabajadores luego de varios meses en la mesa de negociación de sus respectivos convenios colectivos.  

“Desde que iniciamos los procesos de negociación colectiva, fuimos claros en indicar nuestro interés en negociar los convenios. Cada propuesta presentada y en cada reunión nos hemos conducido con la buena fe necesaria para que los procesos avancen y se logren acuerdos que nos lleven a mantener una organización eficiente que mantenga condiciones justas para administrar el programa hacia el futuro”, abundó.

“Siempre hemos esperado que los negociadores presenten propuestas que permitan un mejor servicio a la clientela y un manejo eficiente de los recursos; que consideren nuestras propuestas y se presenten a la mesa preparados para negociar”, indicó la directora ejecutiva, en comunicado de prensa.

En ese sentido, manifestó que es momento de que los convenios colectivos se atemperen a la realidad que vive el país, que considere las necesidades de los clientes de la corporación y sea responsivo a las mismas. 

“Nuestro objetivo es lograr un justo balance entre nuestra función de proveer servicios legales a las personas pobres de nuestro pueblo y los beneficios de nuestros empleados. Estamos más que dispuestos a escuchar y evaluar propuestas de la unión que consideren nuestra necesidad.  Si el proceso no ha avanzado como quisiéramos es debido a que la unión se mantiene en una postura de no negociación que es la de no tener cambios al convenio colectivo”, sostuvo.

Santini Colberg detalló que la negociación colectiva con la Unión de Abogados y Abogadas el pasado año y ha presentado propuestas para el 100% de los artículos; inclusive una propuesta con aumentos salariales. Indicó que, durante este tiempo, se han llevado a cabo tres rondas de discusión de los artículos del convenio. 

En cuanto a la Unión Independiente de Trabajadores de Servicios Legales, comentó que las reuniones de negociación comenzaron a principios de año y la gerencia ha sometido propuestas para el 78% de los artículos. 

Añadió que en el pasado convenio ambas uniones recibieron aumentos salariales que a los pocos meses resultaron en la proyección de un millonario déficit presupuestario y que obligó a la corporación a cesantear más de 50 empleados. 

“Nuestra función es trabajar para alcanzar la misión de servicio que tiene Servicios Legales de Puerto Rico de proveer acceso a la justicia a los más necesitados de Puerto Rico y con este proceso de negociación colectiva buscamos establecer las condiciones para que se provean servicios de calidad, que sean ágiles y eficientes en beneficio de nuestros clientes”, puntualizó.