cigarrillo electronico

Seis personas han muerto en Estados Unidos por el uso de cigarrillos electrónicos en su mayoría THC y nicotina.

A su vez, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) informaron que se investigan 450 casos de enfermedades pulmonares bajo sospecha de que pueden ser causadas por vapeo.

Los casos se han extendido a 33 estados entre ellos Indiana y Minnesota. En el caso de Michigan, ya es el primer estado en prohibir el uso de los llamados “e-cigarrettes”.

Ante dicha crisis en los Estados Unidos, el Fideicomiso de Salud Pública de Puerto Rico envió una alerta en su sitio de internet y a través de sus redes sociales; y anunció que delineará planes y estrategias para desarrollar una campaña de prevención y educación a través de los medios sociales y la realización de charlas en escuelas y universidades para informar sobre lo dañinos que son estos aparatos electrónicos para la salud.

El director ejecutivo interino del FSPPR, José F. Rodríguez Orengo, fue enfático en asegurar que “es importante enviar un mensaje claro y contundente de que esta creciente modalidad de vapeo, especialmente entre los jóvenes, puede resultar en un problema de salud pública en aumento en Puerto Rico”.

Añadió que “es un problema que debe resolverse con legislación y contemplar la prohibición total del uso de estos cigarrillos electrónicos”.

“No podemos arriesgarnos a reportar muertes en la Isla relacionadas con el vapeo”, concluyó.

El doctor Robert R. Redfield, director de los CDC anunció en un comunicado que “nos entristece escuchar la primera muerte relacionada con el brote de enfermedad pulmonar severa en aquellos que usan cigarrillos electrónicos o dispositivos de vapeo."

"El vapeo expone a los usuarios a muchas sustancias diferentes para las cuales tenemos poca información sobre los daños relacionados, incluidos los aromatizantes, la nicotina, los cannabinoides y los solventes. Los CDC han estado advirtiendo sobre los peligros identificados y potenciales de los cigarrillos electrónicos y el vapeo desde que aparecieron estos dispositivos por primera vez. Los cigarrillos electrónicos no son seguros para jóvenes, adultos jóvenes, mujeres embarazadas o adultos que actualmente no usan productos de tabaco”, puntualizó.

Los jóvenes y el vapeo 

Por su parte, Arlene Sánchez, de la Universidad de Puerto Rico y consultora del PRPHT, señaló a su regreso de Conferencia Nacional de Tabaco y Salud que la llegada de los cigarrillos electrónicos ha generado un fenómeno donde se observa tendencias de uso extremadamente alto en jóvenes.

“Los jóvenes desconocen que contiene hasta un 60% de nicotina, equivalente a 20 cigarrillos. Debemos trabajar medidas para la reducción del uso de los cigarrillos electrónicos eliminando los sabores, aumentando la edad mínima a 21 años y en acciones regulatorias en el mercadeo y promoción”, explicó Sánchez.

El cigarrillo eléctrico es un sistema electrónico inhalador diseñado en su origen para simular y sustituir el consumo de tabaco, pero también puede ser usado por personas que no fuman.

Estos dispositivos utilizan una resistencia y batería para calentar y vaporizar una solución líquida. La solución líquida, llamada líquido de vapeo, e-Liquid o e-Juice, puede o no contener aromas.