United States 2020 census form

Este fin de semana se lanzó a la calle el primer equipo de trabajadores del Censo federal para repartir los formularios casa por casa, luego de que esta primera fase se aplazara el 15 de marzo debido a la cuarentena decretada por el gobierno para frenar el contagio con coronavirus (Covid-19). 

Según explicó la portavoz del Censo federal Giselle Laffitte en la Isla, los cuestionarios podrán ser completados por los ciudadanos por internet, teléfono o enviando el documento por correo. Aunque no precisó la cantidad exacta de empleados que laboran en esta primera fase, aseguró que participan miles de funcionarios debidamente adiestrados para evitar el contagio con el coronavirus. 

“Nuestros enumeradores llevan mascarillas y van a cumplir con el distanciamiento social. Ellos van a ir por todos los hogares repartiendo el cuestionario en bolsas plásticas. Este proceso se va a extender hasta finales de junio”, indicó Laffitte. 

Sobre los retos que representó la pandemia a nivel de reclutamiento y adiestramiento de enumeradores y censistas, Laffitte indicó que ya estos procesos estaban casi completados cuando se emitió la orden de cuarentena. 

No obstante, expresó que el mayor reto es poder difundir el mensaje para que los ciudadanos completen la formulario. Esos datos servirán para delinear las partidas presupuestarias de fondos federales por los próximos 10 años en el País. 

“Del censo es que se obtienen las estadísticas para fondos federales de educación, salud, becas estudiantiles, el PAN (Programa de Asistencia Nutricional) y transportación. Confiamos en que las personas ya reconocen la importancia de llenar el censo”, puntualizó.

Entre las recomendaciones que ofreció Laffitte, está llenar el cuestionario por internet o por teléfono para agilizar el proceso. En esos casos debe utilizarse el número de identificación que aparece en el documento en papel que será entregado en los hogares. 

Segunda etapa

Para finales de junio, las personas que no hayan completado el formulario recibirán la visita de un censista que llenará el documento con ellas. En esta segunda fase, Laffitte indicó que los censistas también evaluarán los casos de personas con segundos hogares o que se hayan mudado de residencia. 

“Nuestro llamado es que tan pronto las personas reciban el cuestionario lo llenen rápidamente. Cada cuestionario estará debidamente identificado, es fácil de llenarlo y no les tomará más de 10 minutos”, explicó. 

Agregó que la segunda fase deberá extenderse hasta el mes de octubre, de no ocurrir otro contratiempo a causa de la pandemia del coronavirus. 

Confidencialidad 

Laffitte recalcó la importancia de la participación de la población, sin importar su estatus migratorio o si el individuo enfrenta algún problema con la justicia. “Por ley la información del censo es completamente confidencial y no se comparte con la Policía”, dijo.

Añadió que el conteo del censo abarca a toda la población que vive en la Isla, por lo que además de llegar a las casas, visitarán también los asilos, cárceles, hospitales y a las personas sin hogar. 

“Con esto de los huracanes y de la pandemia, todos los fondos que se destinan a Puerto Rico se basan en las estadísticas del censo. No hay nada que temer y mucho que ganar si llenamos la solicitud del censo”, sostuvo Laffitte. 

Para llenar ‘online’ el formulario del Censo, puede ingresar a 2020census.gov/es