Alzheimer

Las responsabilidades del cuidador primario de una persona con Alzheimer en muchas ocasiones se convierten en un gran reto por la asistencia que requieren quienes padecen esta enfermedad degenerativa.

Juan A. Salgado, director ejecutivo de la Asociación de Alzheimer de Puerto Rico, explicó en entrevista con EL VOCERO lo que podrían experimentar las personas que están a cargo de estos pacientes y algunas estrategias para implantar en el cuidado.

“La falta de conocimiento, de estrategias, para el manejo de un paciente con Alzheimer, sin entrar en detalles del factor económico, puede ser muy abrumadora, causar estrés, depresión, agotamiento físico y moral para cualquier cuidador. De no tomar las medidas preventivas de orientarse adecuadamente sobre la enfermedad y cuidarse a sí mismo, definitivamente es una razón para que pueda sufrir un trastorno emocional y actuar irracionalmente, causándole daño al paciente o a su propia persona”, detalló.

Entre los sentimientos que podrían aflorar en el cuidador se encuentran la tristeza, la preocupación, la soledad, la irritabilidad y la culpabilidad, entre otros.

Salgado, exhortó a que busque ayuda al primer indicio que de un familiar o allegado muestre algún despliegue de la realidad, presente algún episodio de depresión o se torne crítico o abusivo cuando no lo era. Destacó que todo dependerá de la etapa o fase de la enfermedad.

“En general, a una persona con demencia hay que tratarla con cariño, respeto, dignidad no importa su comportamiento. El paciente de Alzheimer, debido a la enfermedad, le puede responder con brusquedad o irrespetuosamente, a pesar de que esa no era su forma de comportamiento antes. El manejar o cuidar a una persona con Alzheimer puede ser abrumador o estresante. Tenemos que educarnos para aceptar los cambios en nuestro ser querido o amigo que desarrolle demencia tipo Alzheimer”, agregó.

De acuerdo con el Centro de Registro de Puerto Rico, bajo la sombrilla del Departamento de Salud, en la Isla hay 20,087 personas registradas con Alzheimer.

Grupos de apoyo

Mientras, resaltó que la asociación cuenta con 35 grupos de apoyo a través de toda la Isla.

La misma fue creada hace 35 años a raíz de duras experiencias vividas por Salgado, quien cuidó de su esposa por 16 años.

“En el grupo de apoyo, además de tener un facilitador preparado para orientar el cuidador, se comparten situaciones y experiencias que han tenido otros participantes y el nuevo cuidador se va a beneficiar de la estrategia y la información provista por otros”, mencionó.

Para mayor información puede comunicarse con la asociación al 787-727-4151.

Tags