Dolor de garganta

En esta época del año es muy común presentar alguna molestia en la garganta, como resequedad o dificultad para tragar, pero expertos aseguran que estos problemas tienden a desaparecer por cuenta propia.

Aunque en su mayoría los dolores de garganta son causados por infecciones virales como la gripe o el resfriado común —que generalmente son leves— podría tratarse de otras complicaciones que pueden conllevar una visita a la sala de emergencias o hasta cirugía.

Entonces, ¿que puede hacer para aliviar el dolor de garganta? “Mantener la garganta húmeda”, recomienda la Dra. Valerie Riddle, experta en enfermedades infecciosas, de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH, por sus siglas en inglés).

La galeno explicó que si nota que las molestias en la garganta parecen empeorar por la mañana, es porque la garganta se seca durante la noche. “Las pastillas o los caramelos duros, o cualquier cosa que estimule la producción de saliva, servirá para mantener la garganta húmeda. También es importante beber mucha agua”.

Sin embargo, en el caso de niños pequeños recomendó utilizar paletas o líquidos fríos, para evitar el riesgo de atragantamiento con caramelos duros o pastillas.

“El dolor de garganta también puede aliviarse con aerosoles para la garganta y analgésicos de venta ‘over the counter’ (OTC) como el paracetamol, el ibuprofeno o la aspirina, pero no dé aspirina a los niños pequeños”, enfatizó la Dra. Riddle. Asimismo, sugirió que de identificar un dolor de garganta severo, que no mejore después de unos días, o que esté acompañado de dolor, fiebre alta o inflamación de los ganglios, es recomendable que se comunique con su médico lo antes posible, para que pueda verificar si se trata de una infección bacteriana, como la faringitis estreptocócica. Al visitar a su médico, recuerde seguir todas las medidas de seguridad sanitaria requeridas para evitar el contagio con Covid-19.

La Dra. Riddle indicó que si el dolor de garganta se debe a un virus, tomar antibióticos no ayudará en absoluto. Sin embargo, estos medicamentos son esenciales para la lucha contra las infecciones bacterianas, como los estreptococos. De hecho, la faringitis es la infección bacteriana de garganta más común. Aunque puede ocurrir en adultos, es más común en los niños de entre 5 y 15 años y puede causar congestión nasal y otros síntomas parecidos a los de un resfriado.

“Si tiene un dolor de garganta severo, fiebre muy alta o, inflamación de los ganglios, debe recibir atención médica de inmediato”, indicó Riddle. La especialista también explicó que la faringitis es altamente contagiosa. Hay que tratarla enseguida para evitar que se propague a los demás.

“No solo se puede transmitir la infección, sino que existen posibles complicaciones por una infección estreptocócica no tratada. Estas pueden incluir infecciones del oído, fiebre reumática y problemas renales, acotó Riddle.

Para confirmar un diagnóstico de faringitis estreptocócica, un médico debe tomar una muestra faríngea. Si los resultados confirman que tiene el estreptococo, le recetará antibióticos.

Después de 24 horas de tomarlos, comenzará a sentirse mejor, incluso podría recuperarse dentro de un par de días, siempre y cuando tome los medicamentos según fueron recetados.

Otra infección de garganta bastante común es la amigdalitis, que ocurre cuando uno tiene dolor e hinchazón en las amígdalas. Se debe a muchos de los mismos virus y bacterias que causan los dolores de garganta, y no tienen que ser coronavirus o Covid-19. Si tiene episodios frecuentes de amigdalitis o faringitis estreptocócica, es posible que necesite una cirugía (llamada amigdalotomía) para extirpar las amígdalas.

En fin, que la mejor manera de protegerse contra los gérmenes que causan estas infecciones es lavarse las manos con frecuencia, mantenerse alejado de  personas con resfriado u otras infecciones contagiosas, y no fumar.

Usar siempre la mascarilla y mantener sus manos limpias para evitar contagios, ya forman parte de nuestro diario vivir.