Plantón Colectiva Feminista

>Suministrada 

La Colectiva Feminista en Construcción reiteró hoy su demanda de acción inmediata ante la violencia machista, plantándose desde anoche frente a La Fortaleza hasta que el gobernador Ricardo Rosselló Nevares decrete un Plan de Emergencia Nacional contra la Violencia de Género. 

El plantón, comenzó con una marcha que partió desde la Plaza Colón, en Viejo San Juan, y llegó a los portones de La Fortaleza, donde se haría entrega de una orden ejecutiva que dispone de diversas medidas para atender el problema de violencia de género que enfrenta la Isla.

Ninguna empleada o empleado de La Fortaleza se ha acercado al plantón a buscar el anteproyecto para la orden ejecutiva que reclaman sea firmada por el gobernante puertorriqueño.

Las principales demandas consisten en que se declare un Estado de Emergencia Nacional contra la Violencia de Género, que las secretarias y secretarios de los departamentos de Educación, Familia, Justicia, Vivienda y Seguridad Pública establezcan protocolos para atender casos de violencia de género, que se realice una auditoría de la evidencia de violaciones (rape kits) y la creación de un comité interagencial para trabajar estrategias e implementar programas y adiestramientos para apoyar las sobrevivientes de violencia de género. 

La Colectiva Feminista pretende que esta orden ejecutiva constituya el primer paso para la aprobación de un Plan de Emergencia Nacional contra la Violencia Machista, que aborde el problema desde una perspectiva integral, aunando esfuerzos en común entre todas las agencias de gobierno, organizaciones sin fines de lucro, entre otros.

Las exigencias contenidas en la orden ejecutiva surgieron como resultado de los reclamos aprobados en la pasada Asamblea Feminista, celebrada el 3 de junio de 2017, en la cual más de 400 mujeres presentaron propuestas y reclamos para mejorar su calidad de vida en el país.

Los reclamos recogen exigencias en el área de salud, educación, trabajo y violencia de género, dijo Vanesa Contreras Capó al resaltar que durante el pasado año un comité designado por la Asamblea, presentó estos reclamos al gobernador Rosselló Nevares, sin que este hiciera nada al respecto.

Contreras, aclaró que el Plantón, más allá de presionar al gobernador, pretende seguir impulsando movilizaciones masivas que nutran un movimiento feminista negro y popular que pueda frenar las medidas de austeridad y las políticas públicas que hacen de nuestras vidas unas más precarias.