Club Cívico de Damas
Grupo de líderes del Club Cívico de Damas. Desde la izquierda, Aida Gnocchi, Agnes Berríos y Wanda Navajas. >Brandon Cruz González/EL VOCERO

Hoy se cumplen 100 años de la fundación del Club Cívico de Damas de Puerto Rico, una organización sin fines de lucro que acostumbraba reunirse entre los muros del Palacio de Santa Catalina, en el Viejo San Juan, en compañía de Estell Lewis, primera dama de la época —esposa del exgobernador Arthur Yager— para hacer obras de beneficencia y ayudar al prójimo.

Aunque los despampanantes sombreros que protagonizan su evento cumbre de recaudación de fondos le han merecido reconocimiento a nivel social desde el primer desfile en 1954, la labor filantrópica que realizan ha sido su más importante carta de presentación durante 100 años.

“El Club Cívico de Damas nace como respuesta a las necesidades del Puerto Rico de 1921. En el camino ha ido evolucionando y alcanzando madurez. Se ha reconocido por su gesta y el trabajo extraordinario de mujeres sensibles y comprometidas, que han realizado grandes aportaciones a lo largo de este tiempo”, expresó Agnes Berríos, presidenta actual de la entidad.

En ese tiempo, el Club Cívico de Damas ha sido guiado por 59 presidentas que han acogido el servicio al prójimo como su misión y bandera, para impactar positivamente a Puerto Rico, pese a los desafíos. De ordinario está compuesto por 500 socias, quienes han dejado su huella en distintos lugares —públicos y privados— del País, a través de sus capítulos en Arecibo, Ponce, Caguas y Fajardo.

Club Cívico Damas

Logo del Centenario Club Cívico de Damas.

“Desde el principio lo que se ha hecho es ayudar desde la filantropía hasta el aspecto cultural de nuestra isla”, manifestó, por su parte, Wanda Navajas, quien llevó las riendas del Club por cuatro años durante el periodo de 1983 a 1985 y de 1995 a 1997.

Reconstruir y defender la Puerta de San Juan como patrimonio cultural, la creación del primer estacionamiento multipisos de la Isla —actual Estacionamiento Doña Fela—, patrocinar niños de escasos recursos en actividades educativas, culturales y campamentos de verano, son solo una pequeña muestra de los esfuerzos que las Cívicas —como se les conoce a las socias— han realizado para cubrir las distintas necesidades de las comunidades de la Isla.

Sin embargo, sus proyectos más memorables están enfocados en la salud y el bienestar del País. Muestra de ello son el Hospital Oncológico Dr. Isaac González Martínez, Hospital Pediátrico Universitario y el Hospital de Psiquiatría Ramón Fernández Marina. Instituciones hospitalarias con las que han contribuido en mejoras a las instalaciones, equipo médico y estableciendo iniciativas importantes para garantizar la continuidad de sus servicios.

club civico damas

Evento de entrega de regalos a pacientes del Hospital Pediátrico Universitario.

“En los hospitales se han realizado obras maravillosas. En el Pediátrico, por ejemplo, se rehabilitaron muchos pisos, incluyendo la sala de emergencia. En el Oncológico se reconstruyó y reubicó la sala de intensivo”, detalló Aida Gnocchi, expresidenta del año cívico 2005- 2006.

Cabe destacar que el Club Cívico de Damas de Puerto Rico cuenta con proyectos que son emblemáticos y a los cuales atribuyen el fortalecimiento y prestigio del que gozan hoy día como la entidad sin fines de lucro más antigua de Puerto Rico, junto a las Hijas Católicas de América. Ejemplo de ello es el Hospital Pediátrico donde “también instituimos el Roperito de Amor, iniciativa para proveer ropa, cobijas y artículos de primera necesidad a niños que llegan de los distintos pueblos e islitas adyacentes a Puerto Rico, para recibir tratamientos y tienen que permanecer hospitalizados sin lo necesario para su estadía”, sostuvo Berríos.

Club Cívico de Damas

Transformación del área de servicios dentales, realizada por el Club Cívico de Damas en la Fundación Ángeles en la Tierra.

En el Hospital Ramón Fernández —donde las Cívicas fueron parte de la fundación de la institución— “tenemos el Ropero de la Caridad para adultos mayores que llegan en igual circunstancia y permanecemos aportando mediante la rehabilitación de la clínica dental”, enfatizó Berríos quien ha estado al frente de la entidad desde 2019.

“Las Damas Cívicas llevan el estandarte del civismo en Puerto Rico y lo hacemos con mucho amor y mucha pasión”, aportó Navajas, líder ponceña que ha estado involucrada con la entidad durante los pasados 49 años.

Club Cívico de Dadmas

Desde el 21 de abril de 1921, la labor filantrópica que realiza el Club Cívico de Damas de Puerto Rico, ha sido su más importante carta de presentación durante 100 años.

Recientemente —el 12 de abril— la entidad fue reconocida por su centenario y labor social en la Alcaldía de San Juan. Hoy, regresarán a La Fortaleza donde el gobernador Pedro Pierluisi develará la tarja conmemorativa de los 100 años del Club Cívico de Damas y mañana, jueves 22 de abril, tendrán una sesión especial para recibir un reconocimiento en el Senado de Puerto Rico. El próximo 25 de abril, tendrán una actividad en honor a las expresidentas en la parroquia María Auxiliadora, en Santurce, la cual será oficiada por el Monseñor Roberto González y se entregará la medalla oficial del Club a todas las expresidentas.

club civico damas

Las actividades conmemorativas oficiales se extenderán hasta el 18 de mayo, cuando celebrarán la actividad cumbre a partir de las 4:00 p.m. en el Hotel Caribe Hilton, en San Juan, ante un grupo reducido de personas. Será una gala conmemorativa donde harán un brindis por los 100 años de servicio de las Cívicas y rendir homenaje a las expresidentas.

“Nuestra meta es que toda esta generación que se está iniciando continúe el legado de la caridad, fraternidad y civismo como se ha hecho por 100 años y esperamos que la entidad pueda celebrar sus 125 años y más”, enfatizó Gnocchi, también presidenta del comité Centenario.

Entretanto, la organización continúa trabajando en el establecimiento de la clínica dental movible, que proveerá servicios a través de dentistas voluntarios a pacientes de Alzheimer y encamados, y la publicación de una pieza literaria que contendrá la historia de la organización.