fuego, Cruz Roja

Voluntarios de la Cruz Roja Americana atienden un promedio de 229 fuegos al año y, desde 2014, han visitado 8,524 hogares alrededor de la Isla para ayudar a las familias a crear sus planes de desalojo e instaladon más de 11,300 detectores de humo.

La información la dio a conocer la ejecutiva regional de la Cruz Roja Americana, capítulo de Puerto Rico, Lee Vanessa Feliciano, quien dijo que debido a que los fuegos son los desastres que más atiende la agrupación en la isla, “la organización activó su voluntariado para orientar por teléfono gratuitamente a todas las personas interesadas, sobre cómo instalar detectores de humo y crear un plan de desalojo”.

Esta iniciativa es parte de la campaña a nivel de EEUU “Activa tu alarma”, en la que la organización tiene como meta educar a 100,000 personas sobre seguridad ante incendios domésticos.

Las personas interesadas pueden ir a cruzrojapr.net y completar un formulario o llamar al 787 758-8150 para solicitar la orientación.

“Aún durante la pandemia del Covid-19, los incendios domésticos son los desastres de mayor frecuencia que atienden nuestros voluntarios. La mayoría de las personas no conocen que solo tienen dos minutos para escapar de manera segura y por eso nos esmeramos en la educación; para así crear conciencia de este desastre, al igual que lo hacemos para huracanes y terremotos”, expresó la portavoz.

Agregó que “ahora que las familias pasan más tiempo en casa, es el momento para que nos llamen y conozcan cuán vulnerable pueden estar ante un fuego residencial.