WhatsApp Image 2020-06-04 at 5.08.13 PM.jpeg

Rey A. Soto Arocho / DonMakTub Wood Studio

En busca de alternativas para subsistir tras el toque de queda decretado en la Isla a raíz de la pandemia del coronavirus, Rey Abner Soto Arocho, agricultor de profesión vio en la cuarentena la oportunidad de descubrir un nuevo talento para agregar a su faceta como empresario, la creación de bolígrafos.

DonMakTub Wood Studio

DonMakTub Wood Studio

En entrevista con El VOCERO el joven contó que, tras las limitaciones y hasta cierre de restaurantes por la crisis económica causada por el Covid-19 se vio en la obligación a detener la producción de su producto principal; el cilantro y echar a correr su imaginación al darle uso a madera rescatada de árboles derribados por el huracán María -2017- y crear su nueva marca Don MakTub Wood Studio.

“Dejé de estar produciendo cilantro y me puse a hacer bolígrafos” exclamó.

“La idea surgió del encierro por la cuarentena. Estaba sin hacer mucho en la casa”, dijo Soto Arocho.

Desde un estudio en su hogar en el pueblo de Toa Alta, Rey Abner comenzó a crear bolígrafos “sofisticados” y a compartir el producto final de su nuevo “hobby” en su cuenta de Twitter, el cual se convirtió en su mejor aliado. “Jamás pensé utilizar Twitter como medio de venta”, indicó el empresario de 30 años.

DonMakTub Wood Studio

DonMakTub Wood Studio

En la mayoría de los casos, sus ventas provienen de profesionales en la diáspora que buscan llevar en un instrumento de trabajo tan esencial, un pedazo de su Isla.

Dedicando un día entero al corte de madera, Rey Abner relató que cada bolígrafo puede tomar de una hora y media a dos por su minuciosa y delicada elaboración.

Desde mediados de marzo ya ha diseñado y creado más de 100 bolígrafos -regulares, con pluma fuente “rollerball”- y lápices mecánicos utilizando madera como el Majó, Capaa Prieto, Caoba, Teca y Ébano.

En familia

Rey Abner contó que su familia es parte fundamental de su éxito, pues su hermano en ocasiones lo ayuda con la producción y su madre es la encargada de la creación de los bolsos para la entrega de sus bolígrafos.

View this post on Instagram

Caoba 🇵🇷

A post shared by Rey A. Soto (@donmaktub_woodstudio) on

Seguirá Germinando Semillas

Su nuevo proyecto no desplazará su pasión por la siembra y la tierra, ya que su faceta como agricultor no lo apartará de su negocio de agricultura, Germinando Semillas.

Para ello, Soto Arocho espera lanzar para el mes de julio una página web que le “simplificará” la venta exclusiva de sus bolígrafos.

“Las cosas van muy bien a la par”, recalcó.

Como consejo, Soto Arocho recomendó a todo aquel que busca comenzar o innovar su negocio que cuando se encuentra algo especifico que apasiona mucho, “uno busca las alternativas para hacerlo funcionar”.

“A veces tenemos esa inquietud de que algo que nos gusta mucho verlo como rentable. Hay que ponerle ganas, ¡Yo empecé esto de la nada!”, enfatizó.