productos pr

En tiempos de grandes retos económicos, los puertorriqueños han demostrado tener ingenio y resiliencia para adaptarse y salir adelante, principalmente a través de la autogestión y la manufactura.

Así lo confirma Aysha Issa, presidenta de la Asociación Hecho en Puerto Rico (AHPR), entidad que al cierre del año fiscal que culminó en febrero de 2021 registró un crecimiento de 20% en productos y socios en la entidad.

“Nuestra proyección tras el ‘lockdown’ ocasionado por la pandemia (de coronavirus), la sostenibilidad económica, entre otros temas que nos impactaban, era que íbamos a tener pérdidas de productos y negocios. Afortunadamente excedimos las expectativas. Pues de pensar que terminaríamos en negativo terminamos con saldo positivo”, expresó Issa a EL VOCERO.

Atribuyó dicho crecimiento a que los puertorriqueños atesoran más todo lo que se produce localmente tras afrontar momentos críticos como lo fueron el paso del huracán María en 2017, los terremotos a inicios de 2020 y la pandemia, aún vigente.

“Cada vez hay más compromiso y conciencia de la importancia que tiene el sello de la marca Hecho en Puerto Rico. El 95% de los consumidores busca el sello para comprar un producto o servicio local, mientras el 94% de los puertorriqueños lo reconoce como una marca de alta calidad, sienten orgullo por él y lo relaciona con aportación a la economía local”, acotó la ejecutiva, quien describe el último año como “exitoso” para la organización que acoge aproximadamente a 400 socios, 50% de ellos de la industria de la manufactura.

La producción de alimentos fue una de las áreas que presentó mayor evolución en este periodo, lo que Issa entiende que se relaciona a “los retos que tenemos como país para producir lo que necesitamos consumir”.

Asimismo, la manufactura dirigida a químicos o farmacéuticos también reflejó un incremento en el desarrollo de productos nuevos, en medio de la pandemia de covid-19.

“Con relación a servicios, todo lo relacionado a la tecnología, plataformas de asesoramiento y consultoría, también han tenido un incremento significativo ante los retos actuales”, abundó Issa.

Otro factor que entiende que ha contribuido al aumento de productos y servicios hechos en la Isla es el esfuerzo de orientación y asesoría que brinda la organización que preside.

“Hemos apoyado con educación y asesoría a los socios existentes para que puedan evolucionar y moverse en el mercado con los retos actuales. Muchos de ellos se han reinventado y lanzado productos nuevos o servicios adicionales. Incluso se han movido a las plataformas digitales de una forma más agresiva”, sostuvo.

 Issa indicó, además, que en busca de contribuir a dicho crecimiento la AHPR incurrió en un cambio de imagen más inclusivo y representativo de los 18 sectores económicos que abarca la asociación.

 “Creamos la campaña digital Detrás del sello e hicimos grabaciones en algunos de los negocios de nuestros socios para invitar a las personas a buscar el sello y conocer lo que hay detrás de este, y de esa manera crear conciencia de todo lo que se hace en Puerto Rico, que muchas veces desconocemos. Esto provocó un crecimiento de seguidores en las redes sociales, algo que, sin duda, fortalece la marca, pero tiene como objetivo principal beneficiar a los socios y las personas que usan el sello”, precisó la ejecutiva.

 Las expectativas de la AHPR para el año en curso son culminar la renovación de la tienda física ubicada en Plaza Las Américas, la cual estrenará servicios adicionales y un concepto interactivo que promete cambiar la forma en que los puertorriqueños conocen los productos que se producen localmente y anunciar una alianza con el sector privado que ayudará a vender los productos con el sello en plataformas digitales.

 “Durante este mes de abril -cuando se celebra el Mes de la Industria Puertorriqueña- vamos a estar lanzando iniciativas de adiestramiento y apoyo. Y, para fin de mes -el 30, día oficial de Hecho en Puerto Rico- tendremos nuestra asamblea general y premiación de productos de excelencia y calidad”, concluyó Issa.