Diabetes y enfermedad del riñón

La diabetes es la causa principal de las enfermedades de los riñones. Y cuando esto ocurre significa que están dañados y no pueden filtrar la sangre como deberían. Se estima que uno de cada cuatro adultos con diabetes padece de mal funcionamiento en los riñones.

Recuerde que el trabajo principal de los riñones es filtrar los desechos y el exceso de agua en la sangre en forma de orina. Y también ayudan a controlar la presión arterial y a producir las hormonas que el cuerpo necesita para mantenerse sano.

Por lo tanto, si los riñones están dañados, no pueden filtrar la sangre como deberían y esto puede hacer que los desechos se acumulen en el cuerpo, provocando otros problemas de salud.

El daño de los riñones causado por la diabetes generalmente se va produciendo lentamente con los años. No obstante, usted puede tomar medidas para proteger los riñones y evitar o retrasar su daño.

¿Cuáles son otros nombres para la enfermedad de los riñones causada por la diabetes?

Se conoce como nefropatía diabética, enfermedad crónica de los riñones, nefropatía crónica, enfermedad renal crónica, ERC, enfermedad renal causada por la diabetes y nefropatía del diabético, entre otros nombres.

¿Cómo causa la diabetes la enfermedad de los riñones?

Un nivel alto de azúcar en la sangre, también conocida como glucosa en la sangre, puede dañar los vasos sanguíneos de los riñones y cuando esto ocurre no funcionan tan bien. Además, muchas personas con diabetes tienen presión arterial alta, que también puede dañar los riñones.

¿Cómo se puede saber si se tiene la enfermedad de los riñones causada por la diabetes?

La mayoría de las personas con dicha enfermedad no presentan síntomas, por eso es que es preciso hablar con su médico para que este le ordene realizar pruebas de laboratorio que incluyan pruebas de orina y de sangre.

¿Cómo se pueden mantener los riñones sanos cuando se es diabético?

La mejor manera de detener o prevenir la enfermedad de los riñones causada por la diabetes es tratando de mantener sus niveles de azúcar en la sangre y presión arterial bajo control. Seguir hábitos saludables en el estilo de vida y tomar sus medicinas como se lo indique su médico pueden ayudarle a alcanzar sus niveles ideales de azúcar en sangre y mejorar su salud en general.

Existen pruebas de laboratorio que ayudarán a su médico a saber su nivel promedio de azúcar en sangre durante los últimos tres meses. Se trata de la A1C y dicha prueba es diferente de los controles de azúcar en la sangre que puede hacerse usted mismo. Cuanto más alto sea su número de A1C, mayores habrán sido sus niveles de azúcar en la sangre durante los últimos tres meses.

El nivel ideal de la A1C para la mayoría de las personas con diabetes es menos de 7.0.

(Fuente: Instituto Nacional de Salud - NIH)