De pequeños, probablemente, más de uno imaginó tener muchas propiedades como en el Monopolio, o vivir una experiencia tipo Jumanji, donde en un juego de mesa uno se convierte es su propia ficha.

Pues, si es usted una de esas personas que disfrutó mucho de los domingos de partidas familiares con juegos de mesa, y soñó con ser parte (literal) de ellos, estará feliz de saber que ahora en 2018 ser parte integral de su juego favorito es posible.

Y es que precisamente fueron los juegos de mesa y de arcada lo que inspiraron al empresario norteamericano Andrew Greenstein, de 45 años, a diseñar una casa de alquiler donde la diversión no se hace esperar.

Se trata de The Great Escape Lakeside en Florida, una mansión que ocupa al menos 10 acres de terreno con 13 habitaciones con alojamientos doble y sencillo en camas ‘twin’, ‘queen’ y ‘king’; todas con un tema diferente inspirado en los populares juegos como Scrabble, Clue, Monopolio, Pac-Man y Pictionary, así como la Rueda de la Fortuna, los casinos de Las Vegas, y muchos otros.

La propiedad es como un gran tablero con variedad de juegos, tanto dentro de cada habitación como en espacios comunes y en el exterior.

Por ejemplo, los fanáticos de Pac-Man encontrarán una colorida habitación donde, tanto muros como la cama (hasta el más mínimo detalle) aluden al popular juego de arcada. De hecho, la habitación integra una máquina donde el huésped podría rememorar sus salidas entre amigos para disfrutar de videojuegos en las salas de juegos.

Quienes disfrutaban adivinar en cuál de los aposentos, con qué arma y cuál de los seis sospechosos entre el Coronel Mostaza, la señorita Escarlata, el profesor Ciruela, la señora Pavo-Real, míster Verde o la señora Blanco, asesinó a Mr. Boddy; tendrá dos oportunidades para vivirlo en carne propia. Pues la casa cuenta con dos habitaciones inspiradas en el juego de origen inglés, Clue.

De la misma manera, las restantes habitaciones, salas y hasta sus 11 baños incluyen, no solo detalles alusivos a los populares juegos, sino que los juegos en sí quedan a disposición del huésped, para hacer la estadía más interesante. Por ejemplo, las familias o grupos pueden divertirse al crear figuras con luces neones con el clásico Lite Brite, en una pared gigante o, en el quirófano con un colosal Operation; hacer música en un enorme piano de piso, jugar a la rueda de la fortuna en la habitación de juegos múltiples y hasta atravesar un gran laberinto láser (el primero en el mundo) dentro de una casa.

En el exterior, la casa está rodeada de atracciones y juegos de mesa a gran escala, como por ejemplo el fútbol de mesa humano (al que bautizaron Foosball), un billar humano (Soccer Billard), ajedrez gigante o el voluminoso Connect Four, por mencionar algunos. Adicional cuenta con piscina de 40 mil galones e incluye tobogán, río pasivo, jacuzzi, una sala de cine y hasta karaoke.

Esta mansión donde la diversión no termina, acoge hasta 45 personas, ya que algunos espacios comunes cuentan con camas plegables (6), sofás cama (2), futón (1) y otras dos personas pueden dormir cómodamente en el teatro Jumanji.

Para pernoctar en esta gran casa de juego, es requisito reservar un mínimo de tres noches y es ideal para actividades con grupos grandes como bodas, cumpleaños, eventos corporativos, entre otros. La renta por noche supera los mil dólares, pero si algo aseguran es que habrá mucha diversión para todos sin tener que salir de la propiedad.

De hecho, según opinan algunos huéspedes, a pesar de estar a pasos de los parques de diversiones más renombrados de Orlando, la diversión es tal que no necesitan salir en busca de más.

En días recientes este lugar ha estado en boca de todos por su exposición en las redes sociales. Sin embargo, hace casi dos años que abrió sus puertas al público.

EL VOCERO, conversó con su propietario, Andrew Greenstein, quien manifestó sentirse muy satisfecho por la acogida.

“Esta es realmente nuestra tercera casa. Todo comenzó hace más de una década, cuando vivía con mi familia en una loca casa que igualmente estaba repleta de diversión en 62 acres. La llamamos ‘The Ever After Estate’. Esta tiene carrusel, sala de cine, su propio campo de minigolf y mucho más. Vivía una vida de Peter Pan, como un niño grande. En 2009, junto con mi familia decido viajar y me pareció que podíamos rentar la casa a extraños poniendo nuestras cosas a salvo, mientras viajábamos, porque la gente amaba tanto nuestra casa que recibíamos llamadas para alquilarla todo el tiempo. Pero, por supuesto, tenía que vivir allí, por lo que no podía permanecer alquilada. Así que compré otra casa y la remodelé con la familia. A esta le llamamos ‘The Sweet Escape Mansion’”, mencionó el empresario de 45 años.

Esta segunda propiedad, abierta en 2012, era todo sobre dulces. Cada habitación, la piscina, juegos, en fin…cuenta que era como un juego de Candyland real. Pero dado a la acogida de esta segunda casa de alquiler, se animó a adquirir una tercera. En junio de 2015 comenzó la construcción de The Great Escape Lakeside, la casa vacacional del juego de mesa que abrió sus puertas en marzo del 2016 y que este año está en boga.

“Es la única que hemos construido desde cero”, precisó, Greenstein. Siempre había sido remodelar trabajos y construir piscinas... Pero tenía una idea para construir una casa que tuviese que ver con juegos populares que todo el mundo ama. Fue cuando mi familia y yo aportamos ideas sobre lo que podría haber en una casa así. Mis hijos eran casi adolescentes y quería mostrarles cómo se puede hacer realidad un sueño si se trabaja para ello”, apuntó.

Señaló además, que al principio del proyecto tuvo muchos obstáculos para ponerlo en marcha, pero lo logró. “Construimos The Great Escape Lakeside en solo nueve meses con la ayuda del contratista comercial, Kent Kirton Enterprises, y el ‘handyman’ Harald Bloder con quien comparto locas ideas, más un equipo de muralistas talentosos. Realmente creo que es la casa más divertida de la Tierra. Hicimos de cada habitación y cada rincón una atracción divertida. Hay un verdadero laberinto de láser, una sala de escape real, sala de juegos, teatro, karaoke, tobogán acuático gigante, juego de TV interactivo… ¿puedo pedir más?”, acotó Greenstein, quien cuenta con una preparación en mercadeo y negocios de Kean University en Nueva Jersey.

Sobre su habitación de juego favorita expresó que “¡Wao! las amo todas. No puedo elegir una habitación al igual que no se puede elegir a un hijo favorito. Empero, si realmente tuviese que elegir serían el dormitorio Pac-Man y la habitación del laberinto de láser”.

Al preguntarle sobre planes de expansión o si interesa establecer una de sus propiedades de alquiler fuera de los Estados Unidos, el exitoso empresario admitió que, aunque ha contemplado la construcción de más de estas casas y cuenta con algunas ideas, se siente satisfecho con las que ha creado al momento.

“No estoy tratando de superarme. Prefiero vivir en paz y disfrutar de mi familia y el mundo. Ya he estado en 65 países y estoy contando”, concluyó.

The Greate Escape Lakeside está localizada en Clermont, Florida (cerca de Orlando).