empresaria

Isabella Mar Noble Brito, es una niña muy activa, creativa y dinámica, con muchas ideas y un deseo inigualable de aprender. Características que impulsan su deseo genuino de abrirse camino en el mundo empresarial y en el diseño.

“Tengo dos perritos que quiero mucho y quería que se vieran elegantes. Comencé a hacerle bandanas y corbatas para cada uno y como aprendí a hacerlos, decidí venderlos para otros perros”, manifestó a EL VOCERO la joven emprendedora. Tras algún tiempo viendo a su mamá practicando la costura, se animó a pedirle que le enseñara.

“Vi que mamá podía hacer muchas cosas y yo también quería aprender a hacerlas. Mami me fue enseñando poco a poco, hasta que quise hacer bandanas y me explicó cómo lograrlo”, narró la novel empresaria. “Coser me parece muy divertido”, agregó quien en menos de un mes ha demostrado tener mucho talento para el arte de la costura.

Es así como el pasado 1 de diciembre -a muy poco tiempo de haber comenzado a trabajar en los accesorios- Isabella Mar decidió compartir sus creaciones poniéndolas a disposición de los amantes de las mascotas, a través de sus redes sociales, bajo Woof Shop by Isa.

La inspiración detrás de la marca -cuyo nombre alude al ladrido de un perro- son Roxy y Chucho, dos satitos que llegaron a la familia Noble Brito cuando Isabella Mar tenía apenas dos años y que han crecido a la par con ella.

“Yo elijo la tela, la mido, pico y la plancho. Luego la coso, vuelvo a planchar y le pongo accesorios que combinen con el diseño de la tela. Me toma cerca de 20 a 30 minutos cada pieza”, explicó la aprendiz de costura sobre su proceso creativo.

A la fecha, Isabella Mar ha trabajado en más de una decena de diseños, desde un pequeño taller en su residencia en Guaynabo y en su tiempo libre.

“Estoy bien orgullosa de ver que en medio de esta pandemia ella muestre interés por invertir su tiempo en actividades productivas y que estimulan su creatividad. Incluso, le ayudan a aprender el valor del dinero. También es una buena forma de pasar tiempo juntas”, compartió Yashira Brito, madre de la empresaria en ciernes que cursa el taller #2, nivel 4 de educación Montessori, equivalente al cuarto grado en currículo regular.

Por su parte, Isabella Mar -quien también aspira a convertirse en una bailarina profesional- manifestó que con la venta de sus productos espera reunir lo suficiente para hacer realidad su sueño de viajar a Canadá e invertir en su formación en la disciplina del Ballet.

Las bandanas y accesorios de Woof Shop están disponibles en tamaños de ‘small’ hasta ‘extra large’. Actualmente, la marca cuenta con la colección de bandanas Royal Fun con diseños en colores pasteles y divertidos, que se destacan por el uso de flecos para dar un toque distintivo y elegante.

empresaria

Los productos creados para Isa, están disponibles en Facebook e Instagram/Woof Shop by Isa.

También cuenta con corbatas y lazos estampados flamencos, de frutas, ‘polka dots’, rayas, florales y ‘hippie’, entre otros.

Sin embargo, y a tono con la situación actual, Isabella Mar ha integrado mascarillas de tela para los dueños de mascotas, que hacen juego con los accesorios de los caninos. Próximamente, y gracias a la acogida de la recién creada línea, estará introduciendo ‘tags’ personalizados en forma de huesitos hechos de resina, así como juguetes de tela, entre otra variedad de productos.

Cabe destacar que, al ser una microempresa de reciente creación, aún se encuentra en proceso de registro y apertura del portal web oficial de la marca.

Los productos están disponibles en Facebook e Instagram/Woof Shop by Isa.