Big Water storage tank

En promedio las cisternas que más se venden son las que cuestan entre $275 y $500.

Las personas que necesiten comprar cisternas y equipos relacionados para enfrentar el racionamiento de agua deberán anotarse en listas de espera ya que el inventario disponible en las tiendas se agotó desde hace varias semanas.

Isaili Mariñez, propietaria de Tanagua en Bayamón, confirmó que desde que la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) comenzó a hablar de un posible racionamiento debido a la sequía, los consumidores comenzaron a prepararse.

“He tenido que buscar suplidores externos porque los de Puerto Rico no dan abasto, están muy limitados y tienen una larga lista de espera. A mí se me han cuatriplicado las ventas. Estoy vendiendo entre 25 y 30 cisternas diarias que me llegan en los embarques que recibo semanalmente. Imagínate, las citas de instalaciones ya están para julio”, explicó.

Mariñez aseguró que esta vez la venta no se debe solo a la sequía, sino también por la preparación para la temporada de huracanes, sobre todo por la experiencia luego del huracán María, cuando hubo interrupción del servicio -prácticamente- en todo Puerto Rico.

“Hace dos meses que estoy saliendo a las 9:00 p.m. del negocio. Desde que se anunció la época de huracanes, la gente comenzó a comprar cisternas. Como este año ha sido tan atropellado, la gente está pensando que si viene una tormenta, que los coja preparados”, añadió Mariñez, pero aclaró que la situación se aceleró en términos de las ventas con el racionamiento de agua.

El mismo panorama enfrenta Solar & Water Solutions en Guaynabo, donde se ha visto un incremento en el tipo de cliente que busca cisternas para almacenar agua potable en su hogar o negocio.

“Antes del cierre por la pandemia de Covid-19, la gente estaba previniendo por el tiempo seco. El inventario se ha ido muy rápido y siguen llegando los contenedores desde República Dominicana. Tengo cerca de 30 personas que han separado cisternas y las que quedan, cuando llegan se van el mismo día. Semanalmente estamos vendiendo como 50 unidades y también se están moviendo mucho los calentadores solares. Para nosotros, regularmente, esta es una época lenta para los calentadores por el calor, pero ahora se están moviendo por el costo de la electricidad y para la preparación de huracanes, aunque las cisternas se venden más en este momento”, indicó Margarita Cruz, propietaria de Solar & Water Solutions.

La Ferretería Maderas 3C también ha experimentado una bonanza a raíz de la sequía, y constantemente recibe a clientes en sus instalaciones en San Juan en busca de cisternas.

“Hace como dos semanas que se están vendiendo mucho. Ahora mismo nos quedan solo dos. Hay gente esperando su turno, cuando llegan ya tienen nombre. Tenemos sobre 40 personas interesadas en cisternas que traemos de una fábrica local y de República Dominicana. Hay filas todos los días buscando el producto”, afirmó Roberto Torres, gerente de Ferretería Maderas 3C. Dijo que en promedio las cisternas que más se venden son las que cuestan entre $275 y $500.