TPL

Durante el mes de mayo se unen esfuerzos de concienciación sobre el Trastorno de la Personalidad Limítrofe (TPL). Se estima que este diagnóstico afecta 3% de la población; porcentaje que iguala o sobrepasa los casos de esquizofrenia o bipolaridad tipo I.

De hecho, las estadísticas muestran que, en Estados Unidos, más de 14 millones de personas viven con el diagnosticado con TPL. 

Esta población se caracteriza por exhibir un patrón dominante de desregulación emocional e impulsividad que puede llevar a dificultades en las relaciones interpersonales, en la autoimagen y en los afectos que se pudiera observar en diversos contextos. 

Una de las ideas que escuchamos con frecuencia es que las personas con TPL tienen dificultades en todas sus relaciones interpersonales. ¿Es esto un mito o un hecho? Si bien pudieran tener problemas al relacionarse con otras, es incorrecto sugerir que esto sucede con todas las personas y en todos los contextos. Este desacierto estigmatiza a la población que experimenta los síntomas, lo cual puede resultar en mayor sufrimiento. Lo correcto es decir que su desregulación emocional les lleva a depender de su estado de ánimo, y cuando el mismo está desregulado, pueden tener dificultades interpersonales.

Al igual que muchos diagnósticos de salud mental, los síntomas presentados en el TPL varían de individuo a individuo. Lo mismo ocurre con las estrategias de autorregulación, cuya efectividad varia de persona a persona. 

Dentro de la pandemia del Covid-19 y el aislamiento social que conlleva, las emociones de tristeza, coraje y miedo son comúnes y válidas, por lo cual el uso de estrategias de autorregulación es fundamental y necesario para todos.

Una de las estrategias de autorregulación más utilizadas, lo son la activación de los cinco sentidos. Para esto, puedes usar un mismo estímulo y activar mas de un sentido, como la comida y las cremas de olor. Además, hay actividades que se prestan para activar varios sentidos, como el ducharse. Recuerde que esto resulta más efectivo si se activan los cinco sentidos al mismo tiempo.

A continuación, se presentan algunas estrategias para la autorregulación utilizando los cinco sentidos que puedes practicar desde tu hogar:

● Visión – Busca en tu hogar cualquier artículo que te parezca interesante, una flor, una hoja, un libro, una revista y obsérvala en detalle, enfócate en nada más que en eso. Mejora el ambiente a tu alrededor, modifica o añade estímulos que te parezcan placenteros y obsérvalos.

● Audición- Estimula tus oídos escuchando una canción, toca algún instrumento, habla con alguien por teléfono o en persona, escucha la televisión o la radio. Enfócate sólo en escuchar.

● Olfato – Busca olores que te parezcan placenteros y relajantes. Una vela, algún aceite, algún aroma en tu hogar o simplemente asómate al balcón y huele el aire fresco. Enfócate en tu sentido del olfato.

● Gusto – Estimula tu sentido del gusto, cómete un dulce, un aperitivo, un hielo o alguna bebida que te parezca placentera. Enfócate solo en tu sentido del gusto.

● Tacto – Acaricia a tu mascota, sostén la mano de alguien, aprieta una bola de estrés, pasa tu mano por alguna textura que te parezca relajante y te ayude a distraerte. Enfoca tu atención en el sentido del tacto.

Para más información sobre el diagnostico y aprender otras estrategias de autorregulación puede acceder a las páginas de Trastorno de la Personalidad Limítrofe - TPL Puerto Rico en Facebook y @bpdpuertorico en Instagram.

Para apoyo emocional y consejería en crisis puede comunicarse a la Línea PAS al 1-800-981-0023.

Las autoras y los autores son estudiantes doctorales de Psicología en Práctica Clínica de la Universidad Carlos Albizu, programa DBT.