Ricardo Rosselló

El gobernador Ricardo Rosselló.

La crisis política e institucional que se ha desatado en el País tras las revelaciones del chat de Telegram del gobernador Ricardo Rosselló y un grupo de allegados “no tiene otra salida que no sea que (el mandatario) renuncie inmediatamente”, afirmó ayer la orden masónica Gran Oriente Nacional de Puerto Rico.

En declaraciones escritas, el Gran Maestro de la entidad, Antonio Guarionex Torres Peña, sostuvo que “este gobierno desde un inicio se ha dedicado a empeorar las condiciones de vida del pueblo puertorriqueño. Lo que hemos dicho por mucho tiempo ha quedado expuesto crudamente sin que pueda quedar sujeto a interpretaciones o mentiras”.

“La masonería cree que el ser humano tiene que mejorar todos los días, porque sin eso es imposible tener una mejor sociedad. Creemos que durante ese proceso se cometen errores y esto es parte del proceso, pero nosotros también tenemos una obligación incuestionable con cada uno de los seres humanos; estos deben ser tratados con igualdad y dignidad, en particular los grupos oprimidos que viven marginados en una sociedad plagada de injusticias como en la que vivimos”, dijo.

Agregó que las conversaciones de Rosselló y un grupo de sus colaboradores dadas a la luz en su totalidad por el Centro de Periodismo Investigativo “denotan… una total falta de rectitud, interés en el bien común y anteposición de los intereses personales sobre los de un mejor país”.

“Aunque entendemos que los seres humanos cometemos errores, el lenguaje utilizado tanto por el gobernador como por sus ayudantes no solo denota la soberbia, el clasismo y la misoginia con que gobiernan estas personas, (sino también) el patrón de persecución por razones políticas y el uso de fondos públicos para adelantar intereses personales y partidistas, entre otras cosas”, enfatizó el líder masónico.

Torres Peña indicó que toda esta conducta de corrupción y abuso de poder va “en claro detrimento de nuestro país; (en desprecio y burla) de los que han muerto por estas acciones, de los que han tenido que abandonar su patria y contra aquellos que aun seguimos aquí. Estos no son errores, son una manera de pensar y actuar contrario a la decencia, a la dignidad y a lo correcto”.

Manifestó que “no es suficiente pensar que con la renuncia de algunos miembros de su gabinete ni con las demostraciones públicas de falso arrepentimiento esta situación está resuelta… Esto denota que piensa que, haciendo lo mismo que ha hecho durante toda su incumbencia, va a salir de esta situación”.

El Gran Maestro masónico llamó a todos los sectores a continuar participando en las movilizaciones que reclaman la salida de Rosselló y, de no hacerlo, exigir que este sea encausado criminalmente y residenciado.