Guardia Costera

La tripulación de un helicóptero MH-60 Jayhawk de la Guardia Costera rescató a una bañista en apuros frente a la playa Rompe olas, en Aguadilla.

La mujer rescatada de unos 30 años, fue arrastrada por la corriente, aproximadamente a una milla de la orilla de la playa.

Los vigilantes de la Guardia Costera en el Sector San Juan recibieron una llamada de un operador de la Oficina del Sistema de Emergencia 911 que informó que un transeúnte vio a una persona en el agua que parecía estar en peligro y que flotaba junto a una boya verde en la zona.

Ante esto, se dirigieron inmediatamente al lugar en un helicóptero de rescate. Una vez en el lugar, se localizó a la mujer en el agua y luchando por mantenerse a flote.

La tripulación de la Guardia Costera desplegó a su nadador de rescate que le proporcionó a la mujer un cabestrillo para flotar, mientras evaluaba su estado.

Luego del rescate, el personal del Servicio de Emergencias Médicas de Aguadilla evaluó a la mujer y fue dada de alta al no presentar ninguna lesión o problema médico.

"La rápida llamada de este transeúnte a una persona en peligro fue crucial para el éxito de esta misión", dijo la teniente Lindsey Cockburn, comandante de la aeronave MH-60 de la Guardia Costera. "Los operadores locales de emergencias del 911 y el Sector San Juan de la Guardia Costera trabajaron juntos de manera eficiente, lo que permitió a la Estación Aérea Borinquen despegar rápidamente y llegar a tiempo para llevar a cabo el rescate", concluyó.