Hotel solo para atrevidos

Por años, Europa se ha proyectado como la capital del nudismo o naturismo. Una de las razones es porque se atribuye a Francia, el nacimiento del movimiento Naturista-Nudista. Mientras que España ha sido uno de los países con mayor número de playas dedicadas a esta práctica. Según la Federación Española del Naturismo, sobrepasan las 400.

Sin embargo, en el mundo entero existe gran número de playas que acogen dicha filosofía. De hecho, un artículo publicado en 2018 por el portal de noticias CNN en Español, enumeró 12 de las mejores playas nudistas del mundo. Entre estas: Mpenjati Beach, KwaZulu-Natal, Sudáfrica; Playa Cap d’Agde, Francia; Playa de Es Cavallet, Ibiza, España; Playa Roja, Creta, Grecia; Buhne 16, Sylt, Alemania; Playa Lady Bay, Sydney, Australia, ubicadas precisamente al otro lado del mundo.

También formó parte del listado de playas dirigidas a este sector turístico las playas de Massarandupió, Bahía, en Brasil; Playa Pequeña, Maui, en Hawaii; Playa Black’s, La Jolla, en California; Playa Wreck, Vancouver en Canadá; Playa Zipolite, Oaxaca en México; y Anse de Grande Saline, en St. Barts.

Pero aun más cerca de Puerto Rico —para aquellos interesados en unirse a esta filosofía naturista-nudista o quienes tengan curiosidad por esta tendencia turística— en el Caribe existen otras alternativas disponibles. Por ejemplo: Ocho Ríos y Hedonism II, ambas en Jamaica, que son abierta y oficialmente nudistas. Esta última, se ha hecho muy popular ya que no solo es un paraíso caribeño, con paisajes hermosos que acoge la filosofía nudista, sino porque en sus predios se desarrolló el complejo hotelero, del mismo nombre, donde los huéspedes pueden dar rienda suelta a sus fantasías más atrevidas. Una de ellas andar desnudos las 24 horas del día, si así lo quisieran.

Hotel solo para atrevidos

La hospedería también cuenta con variedad de ‘spots’ que se ajustan a los diversos intereses de los huéspedes, desde lo más íntimo hasta lo más atrevido. >Foto: Hedonism.com

Hedonism II es catalogado como el lugar más sexual de la tierra. Incluso, se describen así mismos como “un parque de juegos para adultos” que invita a sus huéspedes a escapar de sus inhibiciones y a jugar.

“La vida es demasiado corta y Hedonism es sinónimo de autocomplacencia, búsqueda del placer y de autogratificación”, cita la hospedería en su portal www.hedonism.com.

El exótico complejo de 280 habitaciones y suites de lujo, está ubicado frente al mar, específicamente en el extremo occidental de Jamaica, enclavado en una bahía aislada al borde de la mundialmente famosa playa Seven Miles, de Negril.

El resort está dividido en dos áreas de alojamiento: “Desnudo” y “Prude”. Cabe destacar que vacacionar con ropa o al desnudo es una elección.

Todo el complejo cuenta con espectaculares y lujosas habitaciones diseñadas en armonía con el paisaje natural, y decoración contemporánea.

En ambas áreas “Desnudo” o “Prude”, las habitaciones gozan de una increíble vista al jardín o al mar. La diferencia es que “Desnudo” incluye suites ‘premium’ con terrazas privadas con vista al océano o la exuberante jungla, con jacuzzis al aire libre, televisores de pantalla plana, duchas de hidromasaje o duchas estilo europeo, y otros lujos al estilo “paraíso tropical”. Además, es la zona más atrevida del resort, donde la mayoría de los huéspedes se sienten en completa confianza de dejar la ropa a un lado y deambular como en el jardín del Edén.

Mientras que en los límites de la categoría “Prude”, las habitaciones también cuentan con características recientemente agregadas, como televisores de pantalla plana, duchas de hidromasaje de estilo europeo y grandes ventanales. Y, algunas de las habitaciones clásicas que están disponibles con vista al mar incluyen una bañera de hidromasaje privada al aire libre. En esta parte del complejo los huéspedes optan por utilizar ropa, aunque un tanto ligera. No obstante, los huéspedes de cualquier categoría son bienvenidos en ambos lados del complejo.

En Hedonism II todos los servicios esenciales están incluidos en el precio inicial: comida, bebidas ilimitadas y cócteles ‘premiums’, actividades como el buceo, deportes como voleibol y tenis con un instructor profesional y gimnasio totalmente equipado con un entrenador personal… Nunca tendrá que pensar en el dinero ni en propinas.

Asimismo, cuenta con amplia propuesta de entretenimiento nocturno especialmente diseñada con la combinación perfecta de seducción y sensualidad. En los shows que ofrecen, tanto los cantantes, músicos como bailarines realizan rutinas únicas y hasta atrevidas acrobacias vistiendo trajes extravagantes.

También cuentan con espectáculo musical en vivo en el comedor de la terraza principal o en el área de piano bar para una velada más tranquila, noches de karaoke, entre otras atrevidas actividades.

En fin, que en Hedonism II podrá encontrar muchas formas de placer. Pues el hotel promete que “después de ser atrevido durante su estadía, verá el mundo de forma diferente. Estará bronceado y relajado, y a veces se encontrará sonriendo sin razón alguna”; al menos, no por una que alguien más necesite saber.