Cernimiento

Aunque muy pocas veces se incluye en la lista de resoluciones, “estar saludable” debería ocupar el primer lugar. Así que, una vez concluidas las fiestas navideñas, propóngase agendar una visita de rutina con su médico primario para encaminar su salud.

Es necesario que tanto hombres como mujeres luego de los 50 años se realicen las visitas anuales a un profesional de la salud, así como realizarse las pruebas de cernimiento, para la detección y control de condiciones crónicas.

Sin embargo, según el doctor José Ángel Marrero, “en ocasiones pasan años y no asisten a la oficina de un profesional de la salud, a no ser que se sientan enfermos”.

“Ese examen anual junto al examen físico son muy importantes. Porque es donde se revisa el historial previo de condiciones de salud que le hayan afectado y los diferentes estilos de vida. Por ejemplo, el consumo de alcohol, drogas y tabaco. La actividad sexual también es evaluada y se le realizan las pruebas sobre las enfermedades de transmisión sexual”, indicó el galeno con práctica privada en Arecibo.

Recalcó que “es muy importante que el paciente sea honesto con su médico”.

Las pruebas incluidas en el cernimiento anual son: colesterol, azúcar en sangre, excreta para sangre oculta, examen de la próstata, todas las principales.

Asimismo, cada dos años los pacientes en este rango de edad deben realizarse una prueba de densitometría ósea.

“Es sorprendente la cantidad de pacientes con el colesterol alto. A diario veo adultos con estilos de vida saludable, dieta balanceada y que hacen ejercicios, con colesterol descontrolado. Situaciones como esta son las que hacen necesario el monitoreo y control del colesterol, a manera de prevención. Por lo que aun cuando lleve un estilo de vida sumamente saludable debe hacerse los estudios de colesterol anual. Un colesterol alto sin tratar puede ser el autor de varias condiciones médicas que pudiesen llevar al paciente a sufrir un infarto cardiaco o cerebral”, subrayó el Dr. Marrero.

También explicó que las pruebas de presencia de sangre en la excreta son para la detección temprana del cáncer colorrectal.

“Aunque este tipo de cáncer es más común en el hombre, es importante que la mujer se realice esta prueba. Adicional, se recomienda a ambos que, una vez cumplan los 50 años, se realicen una colonoscopía. Estudios recientes han demostrado que el uso continuo de aspirina en dosis baja no sólo ayuda a combatir y disminuir las muertes por infartos sino que también la incidencia del cáncer del colon”, sostuvo quien cuenta con 10 años de práctica en la medicina primaria.

En el caso de los caballeros, el doctor recomendó realizarse el examen para la detección del cáncer de la próstata anualmente.

“Existen alternativas de laboratorio al examen rectal, pero estas no lo sustituyen. A estos también se sugiere suplementarse con testosterona ya que se está viendo hombres de 50 años con niveles de testosterona tan bajos como si tuvieran 85 años. La razón de esto no se sabe todavía, pero se cree que tiene que ver con alimentación y genética”.

De otro lado —y a pesar de que ambos sexos necesitan alcanzar niveles óptimos de Vitamina D para adquirir sus nutrientes— el también miembro del Colegio de Medicina Regenerativa y Antienvejecimiento señaló que en el caso de las mujeres, esto toma mayor relevancia. “Las mujeres a los 50 años han experimentado el proceso menopausia, lo que provoca un cambio en el balance hormonal y a su vez les comienza a disminuir la densidad ósea (espesor de los huesos). “Por eso es importantísimo que recurran a su médico para realizarse la prueba de densitometría ósea cada dos años, y que consuman 1200mg de Calcio y 800mg de Vitamina D diariamente. Las féminas tampoco deben olvidar realizar una visita anual a su ginecólogo para realizarse el estudio de detección de cáncer cervical (PAP) y una mamografía. Los cánceres de mama y de cérvix son frecuentes y de ser detectados en una etapa temprana, más alta será la posibilidad de sanación”, concluyó.