monumento huracan maria.PNG

Monumento del Huracán María

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo inauguró hoy el Monumento del Huracán María, para honrar a las víctimas del huracán María y como símbolo internacional de la resiliencia de la comunidad puertorriqueña.

La pieza artística está ubicada en el mirador de Chambers Street en Battery Park City.

El diseño fue sugerido al gobernador por la Comisión Monumento del Huracán María y realizado por el arquitecto Segundo Cardona y el pintor Antonio Martorell, ambos radicados en Puerto Rico.

"Nueva York se enorgulleció en haber permanecido hombro a hombro con nuestros hermanos puertorriqueños cuando más necesitaban nuestra ayuda y nunca olvidaremos a las víctimas que perdieron sus vidas trágicamente a causa del Huracán María", dijo el gobernador Cuomo.

"Nueva York sigue apoyando a Puerto Rico y este monumento servirá como testimonio de esa alianza duradera hoy, mañana y siempre", añadió.

La Comisión Monumento del Huracán María fue creada por Cuomo durante el primer aniversario del paso del huracán María, el 20 de septiembre de 2017. 

Según se informó, la Comisión recibió 120 propuestas de diseño para el Monumento en Battery Park City conforme a la búsqueda de arquitectos, publicada en agosto de 2019.

Por su parte, los encargados del monumento Segundo Cardona y Antonio Martorell afirmaron que "al igual que muchos otros puertorriqueños, fuimos testigos de primera mano de los terribles efectos del Huracán María. Nuestra propuesta de crear un monumento en la ciudad de Nueva York para recordar a las víctimas del huracán surgió de la visión compartida, que uno siempre puede transformar el recuerdo triste de las circunstancias adversas en algo positivo y poético que pueda traer consuelo a todos".

Su historia

El Monumento del Huracán María es un espiral de cristal ascendente, que evoca un huracán y una concha, símbolo de protección de los organismos vivos contra un entorno hostil como el clima extremo. Asimismo, envuelve y proyecta rayos del sol brillantes color azul, rojo y anaranjado sobre los visitantes. El espiral está coronado por la estrella giratoria de la bandera de Puerto Rico, que representa la esperanza que surge luego de la desolación.

Los paneles de cristal, pintados por Martorell, incluyen el poema "Adiós desde Welfare Island” de una de las poetas más destacadas de Puerto Rico, Julia de Burgos. El poema habla de la resiliencia del pueblo puertorriqueño.

Monumento huracán María

Monumento huracán María 

En el interior del Monumento hay bancos que invitan a los visitantes a sentarse y a reflexionar. Inscrito en la base del monumento, hay una dedicatoria de los residentes de Nueva York:

El 20 de septiembre de 2017, el Huracán María, el huracán más fuerte que ha azotado a Puerto Rico en casi un siglo, tocó tierra, causando un daño catastrófico y una crisis humanitaria sin precedentes. Nueva York se solidarizó con Puerto Rico, proporcionando un alivio inmediato y ayudando a reconstruir la isla.

Este Monumento honra aquellos que fallecieron y se destaca como un tributo duradero a la resiliencia de la comunidad puertorriqueña.

El espiral evoca tanto un huracán como una concha: símbolos de la destrucción y protección. Levantándose del centro con esperanza está la estrella de la bandera de Puerto Rico. Se encuentran plasmadas las palabras del poema de Julia de Burgos, Adiós desde Welfare Island: “Tiene que partir de aquí, en este mismo instante, mi grito al mundo".