Policía

>Archivo/EL VOCERO

Amnistía Internacional dio a conocer hoy el informe de situación de los derechos humanos en el mundo y de la Isla destacó el aumento de feminicidios durante la pandemia, el uso excesivo de la fuerza policial durante el toque de queda y la falta de medidas gubernamentales para ayudar a personas que se quedaron sin hogar durante temblores del año pasado.

De acuerdo con el documento, “la pandemia ha puesto al descubierto y agravado la desigualdad sistémica, la represión generalizada y las políticas destructivas que han contribuido a que las Américas sea la región más afectada por la pandemia”.

También documenta cómo las mujeres, las personas refugiadas, las personas migrantes, el personal sanitario insuficientemente protegido, los pueblos indígenas, las personas negras y otros grupos históricamente olvidados han soportado los peores efectos de la pandemia, mientras algunos líderes han aprovechado la crisis para intensificar su ataque a los derechos humanos.

Puerto Rico es parte del informe Anual 2020-2021 Situación de los Derechos Humanos en el mundo publicado por Amnistía Internacional.

Liza Gallardo, directora ejecutiva de Amnistía Internacional Puerto Rico, señala que de la Isla el documento indica que “empezó el año con una serie de terremotos que afectaron las viviendas de miles de personas. A más de un año de los terremotos aún hay cientos de familias que no recibieron las ayudas estatales o federales debido a la burocracia gubernamental. Seguido una pandemia que agudizó la situación de violaciones de derechos humanos en especial entre las poblaciones marginadas del país”.

El informe señala el aumento de la violencia de género contra mujeres, niñas y personas trans durante la pandemia del covid-19.

Agregó que, “esto, debido a mayores obstáculos para recibir protección y apoyo debido a las restricciones de libertad de circulación y la falta de mecanismo adecuados para denunciar a sus maltratadores y reducción o suspensión de servicios”.

“El gobierno fue incapaz de implementar medidas para prevenir y remediar el aumento en casos de violencia de género a pesar del llamado por parte de grupos de profesionales y organizaciones. Las personas víctimas de maltrato de género fueron abandonadas durante el encierro por covid-19”, apuntó.

En el informe también se resalta el uso excesivo de la fuerza policiaca para mitigar el impacto del covid-19 en la Isla.

Para la portavoz de la organización, “los gobiernos de las Américas, incluyendo Puerto Rico, utilizaron medidas represivas en vez de salubristas para mitigar la pandemia por covid-19. Y en algunos casos, hasta intentaron coartar la libertad de expresión según el informe”.

Según Gallardo, “en tiempos de emergencia existe la falsa creencia de que los derechos humanos se dejan sin efectos. Algo muy lejos de la verdad, aún en tiempo de pandemia las personas tienen derecho a expresar su opinión sin miedo a ser castigados”.

En cuanto a los derechos de la comunidad Lgbttiq+, “el informe destacó el alza de asesinatos de personas trans entre los que se encuentra el vil crimen sin resolver de Alexa Luciano Ruiz que causó la indignación pública”.

El informe resaltó que se presentaron por primera vez cargos federales por crímenes de odio por el homicidio de dos mujeres transgénero Angelique Velázquez y Layla Peláez Sánchez.

“La comunidad LGBTTIQ es doblemente vulnerable durante las emergencias. La suspensión de servicios y acceso a recursos públicos los pone en desventaja. Los asesinatos de personas trans siguen sin resolverse y el manejo de estadísticas levanta serios cuestionamientos, declaró Gallardo.