Covid prueba coronavirus puerto rico

Un grupo compuesto por profesionales de la salud investigan el impacto del coronavirus en niños y adolescentes con discapacidad y trastornos de neurodesarrollo en Puerto Rico.

Simón Carlo, pediatra y médico genetista, expresó que cuando “comenzó el Covid-19 se hicieron varios ‘task force’ de salud que trataban de ayudar a los alcaldes de las áreas que nosotros cubríamos. El ‘task force’ del oeste —que es donde yo estaba— cubría Lajas, Guánica, San Germán, Cabo Rojo, Mayagüez, Aguadilla, Añasco, Rincón, entre otros”.

La investigación es realizada, además, por Walter Rodríguez, neuropsicólogo clínico; Rafael Oliveras, neuropsicólogo pediátrico, y Ninotchka Román, estudiante doctoral de psicología clínica, de la Ponce Health Sciences University.

Carlo indicó que “nosotros como profesionales comenzamos a hablar del estrés que tenían los trabajadores de la salud y los pacientes, y a los doctores Rodríguez, Oliveras, Román y a mí se nos ocurrió saber qué pasa con los pacientes que tienen problemas de neurodesarrollo y sus familiares”.

Cuando habla de neurodesarrollo, el galeno se refiere a condiciones como autismo, déficit de atención, problemas de comunicación y discapacidad intelectual, entre otros.

“A base de eso se nos ocurrió hacer un cuestionario que va dirigido a los padres y cuidadores. No va dirigido para que los contesten los pacientes porque muchas veces ellos tienen discapacidades y no pueden”, manifestó el pediatra.

Además, querían saber sobre las vicisitudes que habían pasado estos padres y cuidadores, qué necesidades habían tenido y si habían conseguido algún tipo de terapia o ayuda. “A eso va dirigido nuestro estudio; saber las experiencias de estos padres y cuidadores durante la pandemia y las situaciones a las que se han enfrentado”, detalló Carlo.

La investigación comenzó hace varias semanas. “Pensábamos hacerlo y quizás utilizarlo por varios meses, pero la verdad es que no sabemos cuándo se va a acabar la pandemia y qué servicios estos pacientes van a poder lograr y obtener”, añadió Carlo.

“Hasta que no salgamos completamente de la pandemia y el encierro no vamos a retirar el cuestionario, e inclusive acabándose, hay que ver cuál va a ser la respuesta ‘a posteriori’ de la sociedad y qué va a pasar con todos estos pacientes”, expresó.

“Lo que nosotros queremos es que en algún momento toda esta información que nosotros tengamos nos ayude a lograr que se haga algún tipo de legislación a beneficio de estos pacientes o que podamos hacer una propuesta y solicitar fondos para establecer protocolos en educación. La idea no es solamente quedarnos en saber qué pasó con los pacientes en Puerto Rico, es utilizar toda esa información y unirnos a otras personas que estén dispuestas a trabajar por esto para nosotros lograr darle calidad de vida a esos pacientes y a sus familiares”, puntualizó Carlo.

Dificultades durante la pandemia

“Ha sido un poco fuerte porque muchas veces los pacientes no consiguen obtener sus terapias, a veces la consiguen por telemedicina y obviamente hay niños que no tienen la capacidad de coger una terapia por Zoom”, explicó el pediatra. “A los pacientes míos yo los veo y si tengo que darles otro referido para llevarlos a las terapias, se los doy, o exigir que les den terapias presenciales que a veces no es fácil porque yo no puedo llevar un niño a una terapia presencial si no se va a dejar la mascarilla puesta. Son muchos los retos que hemos tenido y vamos a tener que afrontar hasta que termine la pandemia”, sostuvo.

La comunicación y crear una rutina son elementos esenciales que deben integrarse al diario vivir de estas personas y sus cuidadores.

“Mucho de ellos —o la mayoría— no entiende qué es este tipo de problema que estamos pasando, porque todo el mundo habla de pandemia, pero la gente ni siquiera entiende qué es eso. Es importante establecer una rutina donde se incluyan cosas del diario vivir, ya que los va a ayudar a que ellos establezcan normalidad en su vida. Queremos que se sientan bien dentro de lo que se puede”, concluyó Carlo.