Guánica

(Carlos Rivera Giusti/EL VOCERO)

El geomorfólogo, José Molinelli, recomendó que se desaloje la zona sur del país en lo que la actividad sísmica que se ha registrado desde el 28 de diciembre culmina.

“Mi recomendación es que estas personas que están sintiendo los sismos continuamente, en vez de atenderlos ahí en casetas de campaña, que se muevan fuera de la zona. Eso tiene un efecto, de reducir el flujo de gente que está llegando y exponiéndose a una zona de peligro”,indicó Molinelli en entrevista con Radio Isla 1320.

Molinelli, añadió que es un riesgo que personas del norte de la isla estén viajando al sur para llevar la ayuda necesaria, debido a la posibilidad de que ocurra un sismo mayor.

“A la misma vez está acudiendo mucha gente, con ese corazón grande y bueno que tiene Puerto Rico, a la zona del epicentro a brindar ayuda. Están yendo grupos comunitarios, gente de buena fe en caravana, a llevar ayuda, ropa, alimentos, etc. Esto, por lo menos ayer, debió haber metido miles de personas en la zona del epicentro. El problema con eso es que toda gente, que están llegando al área del epicentro, están expuestos a un riesgo de que si un ocurre un terremoto mayor, pueden ser víctimas del mismo evento”, dijo.

“El gobierno está llevando todos los recursos al área del epicentro que continúa activa. Hay que descongestionar el área sur”,añadió.

Desde su punto de vista, la emergencia se ha estado manejando “como si hubiera sido un huracán o una inundación”. Sin embargo, recordó que “este evento contrario a una inundación o un huracán, es un evento que no ha acabo y existe una probabilidad que pueda venir un evento igual o mayor”.

Por su parte, el geomórfologo insistió a la ciudadanía a no compartir contenido en las redes sociales que no esté confirmado y que pueda subir los niveles de ansiedad que existe entre los afectados. “No hagan caso a rumores, ni usen las redes para difundir rumores falsos”, dijo Molinelli.

Molinelli, advirtió que las réplicas continuarán y que los residentes de la zona sur de la Isla las sentirán fuertes porque los sismos están “ocurriendo pegados a las tierra”.


El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS), publicó ayer que existe un 12 por ciento de probabilidad para una réplica mayor de 6.0 en los próximos siete días.