Jayshua Santiago

Jayshua Santiago, hospitalizado en Tampa. La foto fue suministrada por su madre. 

Jayshua Santiago estuvo dos semanas seguidas viendo “mil veces” los videos del show de The Weeknd del último Super Bowl. Por más que se veía bailando junto al cantante canadiense, no podía creer que había sido seleccionado como uno de los bailarines del espectáculo. “Fue un breaking point”, asegura su madre, Ivelisse Rivera, desde Tampa, donde su hijo enfrenta una dura lucha contra una enfermedad que lo ha dejado paralizado y que podría estar vinculada con el covid-19. 

“Mi hijo tuvo covid en noviembre, pero en dos semanas ya estaba bien. Después vino el Super Bowl y todo era perfecto, hasta que en marzo Jayshua empezó a sentirse bien cansado, con dolor de cabeza, tenía la presión alta. Pedimos cita con el médico, pero le dieron para mayo”, cuenta a EL VOCERO su madre, nacida en Rio Piedras, pero con familia oriunda de Trujillo Alto. 

Los médicos le diagnosticaron mielitis transversa y no descartan que pueda estar vinculada al covid-19. Se trata de una afección que interrumpe los mensajes que los nervios de la médula espinal envían a todo el cuerpo e impiden moverse y causa dolor. Jayshua está paralizado del cuello para abajo. 

La pesadilla de Jayshua se desató el 25 de abril pasado cuando de madrugada, y entre sueños, se despertó sin poder mover los brazos y comenzó a llamar a su madre a los gritos.

“Me pedía que lo llevara al hospital. No podía mover los brazos ni vestirse. Lo tuve que ayudar y llevarlo caminando tambaleando hasta el auto. Cuando llegamos a Emergencias, los médicos se dieron cuenta de que ya no podía respirar”, recuerda Ivelisse que pasa sus días en el hospital acompañando a su hijo. 

Jayshua Santiago y The Weeknd

Jayshua Santiago, junto a los otros bailarines que acompañaron a The Weeknd en el Super Bowl de febrero 2021. (Suministrada)

 

“Tiene un tubo para comer y otro para respirar. Hasta hace tres días estuvo en cuidado intensivo y lo acaban de cambiar a cuidado intermedio”, cuenta Ivelisse. 

Hasta ahora le han hecho cinco tratamientos, rehabilitación y le han dado esteroides y antibacteriales ya que por estar tanto tiempo acostado le ha dado pulmonía. 

Los médicos del St. Joseph Hospital aún no pueden decir cuándo ni cuánto se va a recuperar este joven bailarín de 21 años. Si va a poder volver a caminar o si va a necesitar una silla de ruedas o si tendrá que vivir con dolor crónico. La sola idea de pensar que su hijo bailarín no pueda volver al escenario, desgarra a Ivelisse.

“No hay un estimado de tiempo, porque dicen que cada persona es diferente. Él era bien activo, estaba siempre en el gimnasio, tenía su dieta bien, un joven bien, bien saludable”, explica Ivelisse. 

¿El mejor pronóstico? “Puede ser que tenga movimiento de tres a seis meses”, cuenta la madre de Jayshua, quien nació en Providence, Rhode Island, pero que siempre ha tenido un fuerte vínculo con su familia en Puerto Rico. "Tiene su abuelo, sus tíos, sus primos, todos están bien pendientes de el", dice Ivelisse. 

Jayshua Santiago en el Super Bowl

Jayshua Santiago, listo para bailar en el Super Bowl. 

Desde allí y otras partes de Estados Unidos, sus amigos y familiares, le han enviado mensajes de aliento. “Pasa las horas acostado y solo puede mover los labios. Los amigos le han mandado peluchitos, mensajes y eso le levanta el ánimo”, cuenta su madre, quien una semana antes de ingresar a su hijo en el hospital se quedó sin trabajo en el sector de IT.

Ese es uno de los motivos por los que la familia ha abierto una petición en GoFundMe para poder solventar los gastos médicos de Jayshua.

El joven -que sueña con volver a bailar y a los escenarios- le ha preguntado a su madre: “¿Porqué estamos aquí? ¿Por qué no me puedo mover? ¿Cuándo nos vamos a casa?”. 

Ivelisse sabe que tienen por delante una lucha larga y le responde con paciencia: “No podemos mirar el tiempo ni la hora, estamos en tiempos de Dios”.