Jaresko

La directora ejecutiva de la Junta de Control Fiscal, Natalie Jaresko. >Archivo/EL VOCERO

Tras la negativa de la Asamblea Legislativa de transferir $750 millones del fondo general al consorcio Luma Energy, la Junta de Control Fiscal procedió a identificar y aprobar el dinero para completar la concesión del sistema de transmisión y distribución de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE).  

A pesar de que la junta fiscal había ordenado que la Legislatura asegurara la reserva de $750 millones, la Cámara de Representantes derrotó la Resolución Conjunta de la Cámara 139 que procuraba la asignación del dinero. El presidente de la Cámara había asegurado antes de la votación que derrotarían la medida.  

No obstante, Eduard Zayas, portavoz del ente fiscal, aseguró a EL VOCERO que, independientemente de la postura de la Cámara, la ley federal Promesa le permite a la Junta poder proceder con la aprobación del dinero.  

“La Junta va a seguir los procedimientos conformes a la Sección 202 de Promesa que le da autoridad para poder aprobar los presupuestos y planes fiscales. Al final del día, lo aprueben o no, la junta, conforme a Promesa, tiene la facultad de certificar los $750 millones necesarios”, acotó.  

"Los $750 millones provienen de las reservas que a través de los pasados cuatro años ha acumulado el Gobierno de Puerto Rico. No trastoca el presupuesto vigente ni el que viene", señaló Zayas. 

La cifra pasará a una cuenta de reserva de la AEE y se sumará a otros $250 millones en las arcas de la corporación para un total de $1,000 millones. Tras completarse la transición, la AEE deberá pagar a LUMA una compensación anual que comenzará en $70 millones, que para el segundo y tercer año, se elevaría a $90 millones y $100 millones respectivamente. Por el resto de la vigencia del contrato, el pago ascenderá a $105 millones.

"Esos dineros van a unas cuentas de reserva de la AEE para gastos operacionales. Es una reserva que siempre debió tener no solo la AEE, sino el Gobierno de Puerto Rico, y todas las agencias para cubrir alguna emergencia o alguna deficiencia", agregó.  

Luego en la tarde, la Junta envió un comunicado de prensa confirmando la información revelada más temprano por EL VOCERO y en la que señaló:

"La reserva operacional de $750 millones no es un pago a LUMA Energy sino un requisito bajo el acuerdo de operación y mantenimiento que asegura que la AEE tenga fondos suficientes para operar y pagarles a los proveedores de combustible. Una parte significativa de los fondos también se destinará a inversiones en la red y proyectos de reconstrucción que eventualmente serán reembolsados por FEMA", reza el mensaje.

“La falta de fondos de la AEE para mantener el sistema y la inhabilidad de mantener unas reservas de efectivo adecuadas son algunas de las razones que exacerbaron los problemas de la AEE y su incapacidad de responder con prontitud a los huracanes Irma y María”, dijo la Directora Ejecutiva de la Junta  Natalie Jaresko.

"La reserva operacional es un paso crítico para garantizar que eso no vuelva a ocurrir, especialmente cuando lo administra un operador profesional", agregó.