Lo que no sabías de #Guavateando

 Guavate es un barrio rico en diversidad de negocios. Además de las famosas lechoneras, que son parte de la “Ruta del lechón del centro de la Isla”, aquí el visitante podrá encontrar todo tipo de negocios como cafés, colmados, ferreterías, farmacias, restaurantes y panaderías, entre otros centros artesanales y agrícolas. Y ese precisamente es el norte de un grupo de empresarios (16) de esta zona, que se dieron a la tarea de reinventar y relanzar el sector a través de la creación de su propia marca #Guavateando, para presentar a locales y visitantes la variada oferta de negocios existente en la zona. Una iniciativa muy a tono con los tiempos que vivimos donde las redes sociales son un poderoso medio de promoción.

Lo que no sabías de #Guavateando

Guanimes con bacalao, una de nuestras recetas de tierra tradicionales vigentes en El Antojito Restaurant, en Cayey.

“Además de promoción para la zona, como grupo empresarial hemos estrechado lazos colaborativos con la policía cayeyana para acoger varias iniciativas, que incluye la coordinación de patrullaje preventivo para brindar seguridad al sector y evitar cualquier incidente que pueda comprometer la seguridad de locales y visitantes, así como agilizar el tráfico”, dijo a EL VOCERO, Dali Acevedo, una joven puertorriqueña oriunda de Cayey y dueña junto a su esposo Jorge Acevedo de El Antojito Restaurant, también localizado en el famosa barrio.

“Estamos bien comprometidos con #Guavateando y queremos que todos nos visiten durante esta temporada de fiestas y todo el año”, acotó.  Asimismo, el matrimonio compuesto por Dali y Jorge Acevedo son la nueva generación de dueños, hace tres años, del reconocido restaurante El Antojito, que fue fundado en 1992 por el matrimonio de Mildred Rodríguez y Alberto Delgado. Se trata de un rincón culinario en plena “Ruta del Lechón de Guavate” en Cayey, cuya especialidad son los platos con ternera, cabrito, guinea y conejo como protagonistas, entre otras delicias.

Lo que no sabías de #Guavateando

Fricasé de guinea, uno de los famosos "antojitos" del restaurante.

Aunque Dali es oriunda de Cayey y trabajó en El Antojito cuando era adolescente, partió de su pueblo hacia nuevos rumbos que la llevaron a casarse y residir en México por varios años. Tiempo que aprovechó para estudiar la carrera de Artes Culinarias y regresar a su querido pueblo convertida en toda una chef. Fue entonces cuando se encontró con la noticia de que Mildred y Alberto deseaban jubilarse y por ende, estaban vendiendo el restaurante, reconocido en la zona de Guavate por sus espectaculares chicharrones de conejo, empanadillas de conejo, ensaladas de camarones, pulpo y carrucho, entre otras delicias elaboradas con guinea.

“Mi esposo y yo compramos El Antojito y decidimos dejar la mayoría de los platos originales del menú porque todos son muy famosos y no queríamos afectar a los fieles comensales del lugar. Además, como yo había trabajado aquí anteriormente conocía del valor de esas recetas tradicionales y no había razón para quitarlas. Lo que sí hice fue añadir otros platos que gustan mucho como las alcapurrias, los pasteles de masa rellenos de carne de cerdo, las morcillas y hasta el pernil asado. Claro, no es lo que nos distingue, pero los incluimos para complacer a esos clientes que siempre lo piden”, sostuvo Dali.

Así que los amantes de nuestra cocina de campo pueden estar tranquilos porque El Antojito, continúa rindiendo culto a nuestras tradiciones gastronómicas de tierra adentro, y su menú incluye desde los ricos guanimes con bacalao, los chicharrones de conejo, el bacalao guisado, las masitas de cerdo, el fricasé de guinea, de cabrito y de ternera, entre otros; las chuletas de cordero, la chuleta kan kan, el arroz apastelado, el caldo gallego a lo boricua con bollitos de plátano, entre otros. Eso sí, al lugar hay que llegar sin prisa para disfrutar en pleno de la comida, el ambiente y la vista a las montañas de Cayey.

El restaurant está localizado en la carretera 184 km 30.5. Abierto de jueves 11:00a.m. – 5:00 p.m. Sienta hasta 80 personas (787.263.0069).

Lo que no sabías de #Guavateando

Además del Antojito Restaurant, otros 15 negocios conforman la nueva marca empresarial regional #GUAVATEANDO

Café Prieto. Justo en la salida de Guavate se encuentra este pequeño local de café servido por baristas locales. Aquí encontrará variedad de postres, bizcochos y dulces hechos en el lugar.

Lechonera El Mojito. Además del lechón asado con cuerito bien crujiente, entre otros platos criollos, del lugar no se puede partir sin jugar un partido de dominó y probar sus deliciosos Mojitos.

Lechonera Bruny. Lechón y pavochón asados, así como cocina criolla son muy populares aquí, y sirven un ‘shot’ o una cerveza por la casa si atina tirar una peseta al jarro de la suerte en la barra.

El Caldero del Fogón. El lugar es famoso por su carne frita, razón por la cual le conocen como “La Casa del lechón frito”.

Guavate Pan & Deli. Además del rico pan y postres, el lugar es famoso por sus sándwiches especialmente el Guavateño y el “Panchitas” que se trata de pan sobao en forma de lechón.

El Zinchorro, Guavate PR. Un chinchorro con techo de ‘zinc’ con vista a las montañas, ambiente con buena música, menú a la carta, siendo el mofongo el plato emblemático del lugar.

Doctor Lechón. El concepto es basado en un consultorio médico que tiene la cura para todos los males: disfrutar del ambiente festivo y la buena comida. Su sazón es el secreto mejor guardado del lugar, que se manifiesta especialmente en la carne ahumada, uno de sus platos más emblemático.

Ferretería Ramoncito. Además de herramientas de todo tipo, el lugar integra un colmado que es excelente para resolver cualquier situación que tenga al momento.

Rincón Boricua. El lugar ofrece comida criolla y es hogar de varios artesanos que elaboran sus creaciones en el lugar. Venden cervezas frías y tiene billar.

Vaca-Laíto. Debajo del puente de la autopista en dirección a Guavate se encuentra este “Food Truck” donde las alcapurrias y arepas de coco rellenas son la especialidad.

Lo que no sabías de #Guavateando

La Llamarada. Alcapurrias, sorullos, empanadillas, entre otras frituras de nuestra cocina criolla reinan en el lugar. El ambiente permite al visitante disfrutar de buena música y otros gustitos culinarios.

Casita Guavate. De ambiente típico de chinchorreo, el lugar ofrece ‘photo opportunity’ con detalles de la decoración incluyendo un gigante oso de peluche sentado cerca de la barra esperando que lo abracen. Coctelería creativa y buena comida completan la oferta aquí.

La Placita de Guavate. La carne salteada en vino blanco es uno de los platos más emblemáticos de este restaurante de cocina criolla. De ambiente familiar, el lugar ofrece buena música de trovadores.

Mini Colmado Raíces. Además de su función de colmado, el lugar es el hogar del “SoruPops”, una paletita de harina de maíz acompañada de “mayo Ketchup”.

Cultura Bar Artesanal. Mixología creativa con 101 recetas de Mojitos, entre los que se encuentra el Mojito de cervezas, de jengibre, parcha guanábana, acerola, y de licores como vodka y tequila. Los domingos hay música en vivo.