medicamentos

Linda Ayala, directora ejecutiva de la Asociación de Farmacias de la Comunidad en Puerto Rico, dijo a EL VOCERO que es importante acudir a la brevedad posible a la farmacia para asegurarse de contar con los medicamentos o repeticiones de receta que requiere ante un evento atmosférico.

“Siempre recomendamos a los pacientes prepararse con tiempo razonable y mantener un abasto para 30 días de sus medicamentos por cualquier emergencia que suceda, así como de cualquier suplido médico necesario —tirillas, lancetas, oxígeno, etc.— y baterías para dispositivos que así lo necesiten. También deben tener un listado de sus medicamentos que incluya nombre de la medicina, dosis, frecuencia y médico que la prescribe”, precisó.

Ayala recomendó mantener todos los medicamentos disponibles a la mano —sea en un bulto, mochila o cartera—, preferiblemente guardados en bolsas plásticas con cierre hermético, en caso de que tenga que salir rápidamente de su casa por una emergencia, inundación o traslado a un refugio.

Asimismo, debe mantener sus suministros de medicamentos guardados en un lugar seguro, de preferencia en sus envases originales.

Con respecto a los pacientes diabéticos, explicó que algunos tipos de insulina pueden mantenerse a temperatura ambiente hasta por 28 días. Sin embargo, enfatizó que es importante que el paciente se comunique con su farmacéutico de confianza para que le oriente sobre cuánto tiempo —de acuerdo con el tipo de insulina que utiliza— puede estar a temperatura ambiente.

farmacias huracan

Además, la ejecutiva instó a pacientes cuyos medicamentos requieran ser refrigerados a consultar con su médico o farmacia de la comunidad la forma segura de almacenarlos ante una emergencia. Incluso mencionó que “en caso de confrontar problemas por falta de energía eléctrica, si un paciente entiende que podría necesitar ayuda para almacenar su medicamento, las farmacias de la comunidad podrían guardarlos para que pueda mantenerse activo con su terapia”.

Las farmacias de la comunidad han tenido un rol importante tras sucesos de emergencia en el País, pero tras el paso del huracán María el 20 de septiembre de 2017 han establecido planes específicos para la continuación de los servicios.

“Las farmacias se han preparado y están todas equipada con paneles solares u otros sistemas para contar con servicio de energía eléctrica en caso de una emergencia y poder continuar asistiendo a sus clientes y comunidades como lo han hecho antes. Así que, si un paciente necesitase ayuda para refrigerar algún medicamento o darse una terapia respiratoria, la farmacia podría darle estos y otros servicios como parte de su aportación a la comunidad”, subrayó Ayala.

Por tanto, enfatizó que es esencial que los clientes se mantengan en comunicación con su farmacia de la comunidad.

“Esto le permitirá coordinar cualquier servicio. Cabe destacar que tras los problemas de comunicación confrontados después de María, las farmacias se han equipado con telefonía satelital. Con esto en mente, también es importante que cuando visite la farmacia pregunte cuál sería el número donde puede comunicarse en caso de una emergencia”, concluyó.

Para más información comuníquese al 787-758-6101 o a través de www.afcpr.com.