Marcha de la Fundación Free Juana

 (Carlos Rivera Giusti/EL VOCERO)

Por quinto año consecutivo la Fundación Free Juana, entidad sin fines de lucro que se dedica a la educación del uso responsable del cannabis y sus beneficios medicinales, convocó a su marcha Rally 420, que se celebrará mañana, sábado.

La marcha saldrá a las 3:00 de la tarde desde el parque Luis Muñoz Rivera y llegará hasta el Capitolio con la intención de seguir creando conciencia sobre la necesidad de cambiar la política pública actual sobre el consumo de cannabis en Puerto Rico, es decir, la descriminalización del consumo de marihuana en adultos mayores de 21 años.

La organización busca que se sustituya una pena de cárcel de entre tres y 12 años de condena, por unas multas administrativas que podrían ascender a 300 dólares, así como la protección al consumo de la flor del cannabis como alternativa de tratamiento.

Shadiff Repullo, presidenta de la organización, indicó que activistas, pacientes y simpatizantes, se reunirán en el parque Luis Muñoz Rivera y un grupo de artistas, en solidaridad, ofrecerán un concierto gratis en la Plaza La Democracia (con Javier y Nabeel, de Vivanativa, Mike Martin y los rootsticks, así como Los dinoflagelados de Vieques y también I Majesty).

Distintos sectores de los que agrupa la industria del cannabis medicinal, así como organizaciones afiliadas han confirmado también su participación en la actividad.

Del mismo modo, los legisladores Miguel Pereira y Luis Vega Ramos confirmaron  su asistencia al evento, al igual que el exgobernador Alejandro García Padilla, a quien Free Juana le hará un reconocimiento por su apertura y acciones afirmativas por el uso del cannabis medicinal y la descriminalización del consumo.

Repullo insistió en que a pesar de algunos adelantos en el tema, “es hora de movernos del enfoque punitivo y comenzar a regular el cannabis como ya han hecho con éxito otros países. El cannabis medicinal promueve una alternativa adicional de tratamiento para pacientes con condiciones debilitantes, desarrollar y promover una nueva política pública redundará principalmente en el bienestar de estos, pero también en el desarrollo de una industria que está lista para contribuir económicamente y de manera sustantiva en los momentos en que el país más lo necesita”.

La presidenta destacó que “es un proceso de educación y reconocemos que estamos adelantando, por eso la importancia de la integración de la academia, de la investigación, así como de los distintos sectores de la sociedad en la discusión. Es nuestra responsabilidad continuar educándonos”.

Acto seguido reiteró que el propósito primordial de la actividad es educar: “Existe gran desinformación sobre el cannabis medicinal que está poniendo en riesgo el bienestar de cientos de miles de pacientes. Entendemos que es un proceso de educación y reconocemos la importancia de la integración de la academia y de la investigación”.