La importancia de combatir la obesidad

El sobrepeso puede provocar el desarrollo de diabetes e hipertensión, entre otras condiciones. >Suministrada

Los más recientes datos publicados por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) muestran que la obesidad en los adultos está aumentando y que la misma incrementa el riesgo de sufrir síntomas graves al contraer coronavirus.

Según indica el portal de la agencia, los mapas de obesidad en adultos de 2019 muestran que 12 estados dominan con un nivel igual o superior al 35%. Estos los estados de Alabama, Arkansas, Indiana, Kansas, Kentucky, Luisiana, Michigan, Mississippi, Oklahoma, Carolina del Sur, Tennessee y Virginia Occidental. Para el 2017 eran seis estados y para el 2018, nueve.

Sin embargo, Puerto Rico cuenta con un 32.5% lo que lo ubica entre los 23 estados y/o territorios con un índice entre 30% y menos de 35%

Por otro lado, los datos muestran diferencias étnicas y raciales en cuento al índice de riesgo.

Según se explica, combinando datos de 2017 a 2019, los adultos negros no hispanos tuvieron la mayor prevalencia de obesidad 39.8%, seguidos de los adultos hispanos 33.8% y los adultos blancos no hispanos con un 29.9%.

“La obesidad empeora los resultados del Covid-19, lo que aumenta el riesgo de enfermedad grave, hospitalización y muerte”, expresaron los CDC.

También, se advirtió que la obesidad afecta de manera “desproporcionada” a algunos grupos minoritarios raciales y étnicos que también tienen un mayor riesgo de contraer Covid-19.

De igual manera, reconocen que los cambios “pueden llevar tiempo”, pero exhortan a que, con pequeños pasos para así mantenerse saludable y mejorar la salud durante la pandemia.

Para los CDC es importante mantenerse activo y llevar una dieta saludable para así, poder respaldar el sistema inmunológico. Esto, ayuda a prevenir o controlar las enfermedades crónicas que empeoran los síntomas del Covid-19.

“Estas acciones, además de dormir lo suficiente y encontrar formas saludables de lidiar con el estrés, pueden ayudar a mantener el peso y mejorar la salud en general”, concluyeron los CDC.