orocovis

A pocas horas del anuncio de la orden ejecutiva que estará vigente hasta el 31 de julio —que entre otras cosas prohíbe el uso de playas y piscinas a los bañistas, el cierre de áreas comunes en los hoteles, restricciones en el horario de servicio de bebidas alcohólicas en todo tipo de negocios, y más supervisión de las áreas circundantes de los “chinchorros”— el sector turístico comenzó a ver como se limitan los esfuerzos de recuperación que habían sido alentadores el último mes.

Desde entonces, municipios como Orocovis —que se sustenta en gran medida de los turistas y amantes de la gastronomía que cada fin de semana acuden a la famosa “Ruta de la Longaniza”— han tenido que jugar sus cartas para sobrevivir.

“Muchos de nuestros negocios son considerados chinchorros y la orden ejecutiva indica que deben estar cerrados. Afortunadamente muchos dueños de negocios se las han ingeniado para continuar generando ingresos en estos momentos difíciles ofreciendo servicios de alimentos tipo ‘carry out’”, manifestó a EL VOCERO el alcalde Jesús “Gardy” Colón Berlingeri.

orocovis 2

Torre de observación que ubica en los predios del Bosque Estatal de Toro Negro.

“Definitivamente esto nos ha afectado grandemente desde el inicio. Lo hemos visto mayormente en el pago del IVU. Y ahora esto... veremos finalmente como culmina”, añadió.

Adicional a la ruta gastronómica, otras actividades que resultan en una importante fuente de ingresos turísticos para el municipio ubicado en el centro y corazón de Puerto Rico son: los festivales artesanales, las rutas turísticas (Naturaleza y Aventura e Histórica y Cultural) a cargo del Departamento de las Artes, Turismo y Cultura de Orocovis (ATC); las excursiones interpretativas que ofrece la entidad sin fines lucro Amigos del Bosque de Toro Negro a través del patrimonio natural e histórico del área; y las visitas que los amantes de las actividades extremas realizan al parque Toro Verde. Sin embargo, todo ha quedado cancelado o cerrado, tentativamente, hasta el 31 de julio.

No obstante, el ejecutivo municipal apuesta a los espacios de acceso público para mantener la actividad turística del pueblo.

“Queremos que nos visiten y acudan a los lugares que pueden disfrutar por ‘motu proprio’ siempre que cumplan y mantengan las estrictas medidas de seguridad establecidas por las agencias de salud, como el uso de mascarillas, distanciamiento, lavado de manos frecuente o mediante el uso de productos de higiene desinfectante”, dijo Colón Berlingeri. “Si cumplen con estas medidas serán bien recibidos”, sostuvo.

orocovis 3

El Mirador Villalba-Orocovis es un área de recreación pasiva que sitúa en la cima de la cordillera montañosa y desde donde se divisan las costas norte y sur de la Isla

El alcalde hizo un llamado al público a darse la vuelta y disfrutar de lugares de interés turísticos como El Mirador, el Bosque Toro Negro y los Chorros de Doña Juana, así como patrocinar los negocios del pueblo como son la emblemática Orocoveña Biscuit, Los Dardanelos y La Sombra, entre otros.

“Les recomiendo que consuman local y llamen a su establecimiento favorito para asegurarse de que están dando servicio. Sabemos que muchos han estado operando en todo momento bajo estrictos protocolos de seguridad sanitaria”, destacó. Asimismo, exhortó a los comerciantes a ser proactivos y servir adecuadamente a los visitantes.

Hasta la fecha, la llamada Tierra de la Longaniza cuenta con un total de 29 casos confirmados y activos, los cuales el alcalde señala se han canalizado a través del programa de cernimiento del municipio.

“Sabemos quiénes son, dónde están, y todo lo que tenemos que saber para estar alerta y en control”, concluyó.