seguro social

El aumento de los beneficios del Seguro Social en 2022 debido al alto costo de la vida este año promete ser el mayor en las últimas cuatro décadas.

Los 68 millones de personas que reciben los beneficios probablemente recibirán un ajuste por costo de vida del 6% al 6.1% el próximo año, debido a un aumento de la inflación relacionado con la pandemia del coronavirus, dijo la Liga de Ciudadanos Mayores.

De ser así, el incremento superaría con creces los aumentos promedio de 1.4% en los pagos del Seguro Social desde 2010 y representaría el mayor aumento desde 1982.

Para el jubilado promedio que recibió un cheque mensual de $1,559 este año, un aumento del 6% significaría $93.54 adicionales, o un cheque mensual de $1,652.54 en 2022.

Millones de beneficiarios del SS con pagos de más de $1,613 podrían recibir $100 (o más) adicionales cada mes, a partir del año que viene.

La Administración del Seguro Social anunciará su ajuste por costo de vida (COLA) para 2022 el próximo mes, basado en aumentos anuales promedio en el índice de precios al consumidor para asalariados urbanos y trabajadores de oficina (CPI-W) de julio a septiembre.

La lectura promedio de CPI-W del tercer trimestre (Q3) del año actual se compara con la lectura promedio de CPI-W del Q3 del año anterior. Si la lectura promedio del CPI-W ha aumentado año tras año, los beneficiarios recibirán un "aumento" el año siguiente que es proporcional al aumento porcentual y se redondea a la décima de porcentaje más cercana.

La inflación ha sido volátil recientemente. Los precios generales aumentaron un 5.4% anual tanto en junio como en julio, pero bajaron a 5.3% en agosto, dijo ayer el Departamento de Trabajo, ya que cayeron las tarifas de los hoteles y las aerolíneas.

Como resultado, el aumento real del costo de vida que la SSA anuncia el próximo mes es algo así como un objetivo móvil y podría caer al 5.9%, aunque probablemente no mucho más bajo, dijo Mary Johnson, analista de políticas de la Liga de Ciudadanos Mayores.

La alta estimación de COLA para el próximo año ha sido impulsada principalmente por mayores costos de gasolina y transporte que han elevado el IPC, agregó.

Sin embargo, los expertos advirtieron que la mayor parte de este aumento probablemente será devorada por la inflación. Esto incluye gastos médicos más altos, primas de la Parte B de Medicare y costos de alojamiento.