energía renovable

Luego de un año de investigaciones, el Departamento de Energía de los Estados Unidos (DOE, por sus siglas en inglés) y la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) publicarán hoy el primer informe de la iniciativa PR100 que busca determinar cuáles son las mejores vías para alcanzar la meta de que el 100% de la Isla tenga energía proveniente de fuentes renovables para el 2050.

“En los últimos seis meses, el equipo del proyecto realizó un modelaje y análisis inicial de la viabilidad, ventajas y desventajas de cada escenario. Los hallazgos preliminares del primer año de investigación del estudio… incluyen que el potencial de energía renovable en Puerto Rico supera significativamente la demanda actual total de energía y hasta el año 2050”, indicaron las agencias en comunicado de prensa.

Asimismo, se concluye que los recursos de energía distribuida y las configuraciones de sistemas alternativos, por ejemplo, proyectos de energía solar, comunitaria o agrovoltaica podrían garantizar que se cumpla con los objetivos de energía renovable mientras preserva las tierras agrícolas y las áreas protegidas.

El estudio señala además la urgencia de agregar generación de energía adicional significativa para mejorar la confiabilidad en el sistema eléctrico.

De otra parte, y ante la realidad de que la Isla recibe el embate de fenómenos atmosféricos que se espera que cada vez sean de mayor intensidad, es mejor invertir en recursos renovables más pequeños, en lugar de la configuración actual que consiste en menos y más grandes plantas de energía.

El DOE y FEMA entienden que en este proceso será necesario dar prioridad “al insumo de las partes interesadas y la coordinación interinstitucional es clave para superar los desafíos del pasado”.

A medida que docenas de nuevos proyectos de recuperación de energía avanzan hacia la construcción, el Estudio PR100 ayuda al DOE a garantizar que las acciones de recuperación de energía financiadas con fondos federales se alineen con la política energética y las necesidades de resiliencia de Puerto Rico, se coordinen en sectores y esté a la par con las mejores prácticas de la industria.

Dirigido por el Laboratorio Nacional de Energía Renovable (NREL) del DOE, el estudio conectó a los líderes locales y las comunidades con herramientas, capacitación y apoyo analítico para permitir la planificación y operación de la red eléctrica con mayor resiliencia contra las interrupciones eléctricas a medida que avanza hacia su objetico de energía 100% renovable, se informó.

“El DOE continúa apoyando a Puerto Rico en la ejecución de mejoras en la red eléctrica que brindarán un mejor sistema de energía, el mismo aumentará la confiabilidad y el ahorro para sus residentes”, dijo la secretaria de Energía de los Estados Unidos, Jennifer M. Granholm. “Durante demasiado tiempo, los puertorriqueños han vivido con un sistema eléctrico obsoleto y costoso, donde obstáculos innecesarios y largas demoras han impedido actualizaciones críticas. Sabemos que el acceso a la energía renovable puede ayudar a salvar vidas”.

“Este estudio es una de varias estrategias en las que FEMA está colaborando con Puerto Rico para apoyar la recuperación de la red energética a través de soluciones equitativas, sostenibles y resilientes”, expresó por su lado la administradora de FEMA, Deanne Criswell.

Recibe más información sobre esta y otras noticias. Pulsa aquí si eres usuario de Android o de iPhone.