20200409_VR_ZONA_TURISTICA_PLAYAS_JB_16.JPG

Durante la Semana Santa, los ciudadanos suelen participar de las actividades en iglesias en templos, comunidades y pueblos. Otros, deciden pasar tiempo con sus familiares y amistades realizando otras actividades como visitar las playas y balnearios, que cada año reciben miles de visitantes locales y del exterior.

Este año, debido a la pandemia mundial del Covid-19, el panorama es completamente distinto. El gobierno y profesionales de la salud han instado a la población a permanecer en sus hogares y se han establecido medidas para evitar la conglomeración de personas mediante órdenes de distanciamiento social y de no estar en las calles a menos que sea para la compra de alimentos o emergencias médicas.

+18 
+18 
20200409_VR_ZONA_TURISTICA_PLAYAS_JB.JPG
+18 
+18 
20200409_VR_ZONA_TURISTICA_PLAYAS_JB_1.JPG
+18 
+18 
20200409_VR_ZONA_TURISTICA_PLAYAS_JB_2.JPG
+18 
+18 
20200409_VR_ZONA_TURISTICA_PLAYAS_JB_3.JPG
+18 
+18 
20200409_VR_ZONA_TURISTICA_PLAYAS_JB_4.JPG

Al mediodía del jueves, el ambiente en las principales playas del área metropolitana, era desolador. EL VOCERO pudo constatar la ausencia de personas en las playas en un recorrido desde la zona de Piñones en Loíza hasta el área de Condado.

En Piñones, la actividad comercial era casi ninguna. Solo se pudo alguno que otro colmado abierto. Mientras, que el Balneario de Carolina tiene candados en su entrada desde que se implementó la orden ejecutiva de la gobernadora. En el área de Isla Verde, Ocean Park y Condado las personas han hecho caso a las recomendaciones y es mínimo el tránsito de personas en la zona.

Tags