Exhibición arquitecto paisajista

Desde el 8 de junio hasta el 29 de septiembre el mundo podrá disfrutar de la exhibición botánica más grande de la historia: “Brazilian Modern: The Living Art of Roberto Burle Marx”. Esta se realiza en el Jardín Botánico de Nueva York (NYBG, por sus siglas en inglés) donde se presenta la maravillosa contribución de Burle-Marx a la arquitectura paisajista en Brasil y el resto del mundo.

El hermoso NYBG en el Bronx se dio a la tarea de presentar la genialidad de Roberto a través de la exposición donde se presentan senderos curvos y estampados con flores y follaje; tapices de plantas y paisajes audaces donde se destaca la flora nativa de Brasil, que se conjugan en perfecta armonía con otros elementos de diseño rebosantes de palmeras, cícadas, aroides, bromelias, orejas de elefante y mucho más. Asimismo, la muestra incluye música de Brasil y un área donde se presentan los diseños, dibujos y pinturas creativas de Burle Marx.

La evolución de Roberto Burle Marx

Fue la madre y la nodriza de Burle Marx –nacido el 4 de agosto de 1909 y fenecido el 4 de junio de 1994), las responsables de sembrar en Roberto el amor por la música y la magia de sembrar plantas. Asimismo, de su padre –un próspero comerciante de cueros-, aprendió el valor de la música, la literatura europea y el arte.

Según presenta la biografía del paisajista, fue cuando se convirtió en director del Departamento de Parques y Jardines de Pernambuco (1930) que comenzó a integrar colores primarios a sus paisajes, a través de la flora nativa brasileña, y a incorporar formas orgánicas, cubismo y motivos indígenas en sus diseños paisajistas. Esto, como resultado de la estancia del joven Roberto en Alemania en 1928, país europeo cuyo arte vanguardista influenció la evolución artística de Burle Marx. Y fue también en Berlín, precisamente en su Jardín Botánico, donde descubrió varias plantas nativas de Brasil que desconocía. Dichas plantas, no solamente formaban parte del paisaje del lugar, sino que también eran cultivadas en invernaderos. Este hecho sorprendió tanto al joven artista y paisajista, que una vez regresa a Brasil, se da cuenta que había mucho desconocimiento sobre la flora nativa, realidad que lo motivó a realizar un estudio minucioso y continuo de las plantas de su país, llevándole incluso hasta la selva del Amazonas.

Roberto Burle Marx

Fue así como Roberto investigó, descubrió y clasificó muchas especies, algunas de las cuales han sido llamadas con su nombre por los botánicos. Asimismo, sus expediciones por Brasil en busca de nuevas plantas se hicieron muy famosas entre los expertos, lo que provocó que amantes de la botánica llegasen hasta Burle Marx para ayudar, aprender y trabajar con él.

El genio creativo de Roberto junto a su pasión por la flora nativa, su formación artística y su asociación con arquitectos reconocidos como Lucio Costa, Rino Levi y Oscar Niemeyer, provocaron que se convirtiera en uno de los arquitectos paisajistas más importantes del siglo XX.

Los jardines diseñados por Roberto -arquitecto, paisajista y artista plástico- se distinguen por ser armoniosos al seguir un orden natural, así como también por integrar material botánico poco usual, presentar formas orgánicas que integran espacios para la contemplación, integrar plantas coloridas como punto focal o elemento sorpresa y, especialmente, por denotar su amor y respeto por la naturaleza.

El santuario de un genio del paisajismo

“Sitio Burle Marx” en la localidad de Guaratiba, 60 kilómetros al oeste de la ciudad de Río de Janeiro, es la hacienda que Roberto Burle Marx compró junto a su hermano en 1949, que se convirtió en su residencia desde 1973 hasta su muerte en 1994, y que ya para el 1985 había donado al gobierno de Brasil para el beneficio de la humanidad. Porque esta hacienda –conocida como Santo Antônio da Bica- reúne más de 3,500 especies de plantas, muchas de ellas en peligro de extinción. Y es que, el paisajista sembró plantas de todas las partes del mundo en una zona tradicionalmente formada por manglares y terreno pantanoso, que logró adaptar y cultivar convirtiéndose en una de las mayores colecciones de plantas tropicales y subtropicales que se conoce, procedentes de todos los rincones del planeta, dejando un legado invalorable no sólo para Río de Janeiro sino para el mundo entero.

Fue luego de la muerte de Roberto, que la hacienda cambia de nombre de Santo Antônio da Bica a Sitio Burle Marx; se inician los trabajos de conservación y mantenimiento, y se abre al público para que el mundo pueda apreciar el increíble trabajo que guarda el lugar que alberga también la Casa-Museo. Esta cuenta con una preciosa galería exterior conocida como Varanda da Frente con vistas a un pequeño lago, cinco salas donde se exponen más de tres mil piezas y obras de arte reunidas por Burle Marx a lo largo de su vida, así como con una biblioteca con más de 2,500 volúmenes. Entre las piezas más destacadas hay grabados de Le Corbusier, pinturas de la escuela cuzqueña (Perú) y oleos realizados por el mismo Burle Marx. También puede verse la antigua capilla del siglo XVII en honor a Santo Antônio (San Antonio), a quien se debe el nombre original de la hacienda.

Roberto Burle Marx

Las visitas al Sitio Burle Marx son siempre guiadas. El recorrido tiene una duración aproximada de hora y media entre los jardines y la Casa-Museo, que también suele acoger diversas actividades culturales a lo largo del año.

(0) Comentarios

Welcome to the discussion.

Keep it Clean. Please avoid obscene, vulgar, lewd, racist or sexually-oriented language.
PLEASE TURN OFF YOUR CAPS LOCK.
Don't Threaten. Threats of harming another person will not be tolerated.
Be Truthful. Don't knowingly lie about anyone or anything.
Be Nice. No racism, sexism or any sort of -ism that is degrading to another person.
Be Proactive. Use the 'Report' link on each comment to let us know of abusive posts.
Share with Us. We'd love to hear eyewitness accounts, the history behind an article.