Elsie Torres Negrón

En un paso trascendental para la masonería puertorriqueña, el Gran Oriente Nacional de Puerto Rico, formación masónica fundada en el año 1948, eligió a una mujer como su Muy Respetable Gran Maestra, principal cargo directivo de la organización.

La hermana Elsie Torres Negrón fue electa por unanimidad en la Asamblea Nacional del Pueblo Masónico llevada a cabo el pasado domingo, 30 de mayo de 2021.

Torres Negrón, quien se desempeña como bibliotecaria en el Colegio Universitario de Mayagüez (RUM) de la Universidad de Puerto Rico, será acompañada en el desempeño de su cargo masónico por otras dos líderes mujeres que ocupan cargos de primer orden en la organización que agrupa a la masonería patriótica puertorriqueña.

La hermana Trilce Torres López estará ocupando la silla de Muy Respetable Gran Maestra adjunta, mientras que para el puesto de Gran Segunda Vigilante de la Gran Logia fue electa la hermana Bárbara González.

“Durante todos los años que llevo en la práctica de la masonería nunca me he sentido discriminada por mi condición de ser mujer. Al igual que todos mis hermanos del sexo masculino, he gozado de los mismos privilegios y responsabilidades que atañen a nuestra hermandad. Al tener a partir de hoy, y por el próximo año, la responsabilidad de dirigir los destinos del Gran Oriente Nacional de Puerto Rico, habré de hacerlo bajo los mismos principios de libertad, igualdad y fraternidad que han guiado a esta noble institución desde sus orígenes hasta el presente”, declaró Torres Negrón.

Se indicó que la elección de estas tres hermanas a puestos principales de dirección marca un importante punto de cambio en la realidad masónica y es un mensaje claro sobre la igualdad que debe prevalecer entre todo el género humano.

“Por eso luchamos por la libertad de nuestra patria como deber moral. Y ello se inscribe en el irrenunciable compromiso universal de la masonería patriótica con la libertad plena del ser humano y la independencia plena de las naciones”, sostuvo Torres Negrón.

El Gran Oriente Nacional de Puerto Rico está constituido por logias mixtas en la cuales participan, en igualdad total de condiciones, personas de ambos sexos. En la masonería más tradicional predomina la organización de talleres o logias donde la participación está limitada exclusivamente al sexo masculino.

En la masonería puertorriqueña también se han organizado logias o talleres masónicos totalmente integrados por mujeres. Este es el caso de la Respetable Logia Femenina Julia de Burgos, la cual desarrolla sus trabajos en los Valles de San Juan.