106796220_108840974224919_4048771715383830920_n.jpg

William Medina, un ciclista apasionado de las distancias largas, se propuso una meta: recorrer con su motora Vespa GTS 300ie Super todas las plazas públicas y municipales de Puerto Rico en el lapso más corto posible, cinco días.

La idea surgió al percatarse que a pesar de haber visitados diversos países y casi todos los estados en Estados Unidos, no había estado en todos los pueblos del País. 

“Mis padres se mudaron a Puerto Rico en la primera semana de julio del 1970, hace 50 años. El 7 de julio fue mi cumpleaños 56, eso quiere decir que mis padres se mudaron para acá cuando yo tenía 6 años. En esos 50 años que llevo viviendo en la isla, he tenido la oportunidad de viajar a muchas partes alrededor del mundo. He ido a muchos países europeos, a Sudamérica y a 48 estados de Estados Unidos. Sin embargo, no había visto todos los pueblos de Puerto Rico, había como ocho o diez de los cuales nunca había visitado”, manifestó Medina.

Para celebrar esos aniversarios, Medina se dio la tarea de hacer la Ruta Óptima.

La Ruta Óptima es una ruta que había sido diseñada en mayo de 2016 por Héctor J. Carlo, ingeniero industrial y profesor de doctorado de la Universidad de Puerto Rico, recinto de Mayagüez. J. Carlo y sus estudiantes pusieron en práctica la teoría del "Problema del vendedor ambulante" para resolver la cuestión candente de la ruta más corta que conectaría todas las plazas públicas de 76 ciudades en la isla, sin incluir las ciudades satélites de Culebra y Vieques, en el lapso más corta posible.

Medina dijo “como yo había hecho la vuelta a Puerto Rico alrededor de los 48 municipios costeros 16 veces en bicicleta, cuando vi la ruta de él que va a todos los pueblos de una forma fantástica, decidí dar la vuelta a la isla en la Vespa y ver todos los pueblos”.

“Dije: ¡esta es la oportunidad que tengo! Me agencié la tarea de hacer un poco más de búsqueda y programar todas las rutas en el celular y asegurarme de usar las aplicaciones con satélites para no perderme, ya que es compleja la ruta”, sostuvo Medina.

En la Ruta Óptima, Medina corrió 773 millas en cinco días, visitó todas las plazas públicas y añadió a su travesía 10 plazas adicionales que son para él importantes por su valor histórico, político y social, como Plaza Colón en San Juan; Plaza de Río Piedras en San Juan; Plaza de Palmer en Río Grande; Plaza de Agüirre en Salinas; Plaza de Ensenada en Guánica; Plaza de La Pargüera en Lajas; Plaza de Boquerón en Cabo Rojo; Plaza de San Antonio en Isabela; Plaza de Castañer en Lares y la Placita de Santurce en San Juan.

“Finalmente puedo decir que he visitado todos los pueblos de mi hermosa isla”, dijo.

Preparación e inicio de la travesía

Ante la flexibilización de la orden ejecutiva, Medina decidió tomar cinco días e irse en su motora y hacer corridas largas para prepararse para lograr esta hazaña.

“Del 15 de mayo al 20 de junio, me fui en la motora y recorrí Orocovis y Cerro Punta. Físicamente no es igual a la bicicleta, que uno esta haciendo el ejercicio. Pero de todos modos, estar sentado en una motora, con el brazo haciendo fuerza en el acelerador y estar pendiente al tráfico y a todos los elementos, si hay desperfectos en la carretera, todo eso crea cierta tensión. Y si uno no está preparado para eso, no le va a ir muy bien”, manifestó Medina.

El objetivo de la preparación era ver las carreteras y los tramos, algunos no conocidos. “Estaba con la idea de que el 20 de junio yo terminaba y me daba diez o doce días para llevar la motora al mecánico autorizado para realizarle un tune up completo para asegurarme que en la travesía que era larga y difícil, no tuviera desperfectos mecánicos”, señaló.

La meta de Medina era recorrer las plazas que están en la ruta que había trazado para llegar a Santa Isabel.

A continuación su travesía

107025708_108909187551431_1796630629045072944_o.jpg

Día #1

Empezó el viaje el viernes, 3 de julio a las 5:30 de la mañana en la Plaza Colón ubicada en el Viejo San Juan. Recorrió Río Piedras, Trujillo Alto, Carolina, Canóvanas, Loíza, Río Grande, Palmer, Luquillo, Fajardo, Ceiba, Naguabo, Humacao, Las Piedras, San Lorenzo, Caguas, Gurabo, Juncos, Yabucoa, Maunabo, Patillas, Arroyo, Guayama, Aguirre, Salinas y Santa Isabel. Corrió 175 millas y visitó 25 plazas públicas en 12 horas.

Día #2

Partió de Santa Isabel y visitó Coamo, Villalba, Juana Díaz, Ponce, Peñuelas, Guayanilla, Yauco, Guánica, Ensenada, Sabana Grande, San Germán, Lajas, Parguera, Boquerón, Cabo Rojo y terminó en la Basílica Menor de Hormigueros. Corrió aproximadamente 300 millas y visitó 16 plazas públicas.

Día #3

Salió de Hormigueros y visitó las Plazas de Mayagüez, Maricao, Las Marías, San Sebastián, Moca, Añasco, Rincón, Aguada, Aguadilla, San Antonio, Isabela, Quebradillas, Camuy, Hatillo, Arecibo, Lares, Castañer, Adjuntas y Utuado. Cubrió 183 millas en 12 horas, 15.25 mph y 19 plazas públicas.

“Opté por un camino súper rural terciario donde no había nada más que plátanos, café y mi Vespa”.

Día #4

Le llevó casi medio día llegar de Utuado a Orocovis a través Jayuya. En el camino pudo ver Cerro Punta, Cerro Jayuya y Cerro Maravilla. Las plazas públicas visitadas son Jayuya, Orocovis, Morovis, Ciales, Florida, Barceloneta, Manatí, Vega Baja, Vega Alta, Toa Baja y Dorado.

Día #5

Visitó las plazas de Toa Alta, Corozal, Naranjito, Comerío, Barranquitas, Aibonito, Cayey, Cidra, Aguas Buenas, Guaynabo, Bayamón, Cataño y culminó su recorrido a las 3:00 de la tarde en el Viejo San Juan.

“Conduje mi Vespa a través de 86 plazas públicas, en 76 ciudades para un total de 762.6 millas en 5 días. En el transcurso de este largo viaje llovió 2 días y no hubo contratiempos en el camino. La Vuelta Puerto Rico en Vespa se completó con un kilometraje total de 763 millas y el gasto total de combustible fue de $27.29 para un consumo promedio de 71 millas por galón”, indicó.

Explicó que durante el recorrido a esos destinos, tenía un lugar donde se iba a quedar. “Me llevé mi caseta de acampar, ya que era improvisado, si me cogía la noche por la razón que sea buscaba un lugar donde acampar. Así fueron los cinco días”.

“El propósito de todo esto es que quiero demostrarle al mundo lo hermoso que es la isla. Eso provocará que los que están en Puerto Rico aprecien un poco más la isla y la gente que viene de afuera hagan otro tipo de turismo como alquilar una motora o un carro y hacer parte de esa ruta e ir a la montaña y disfrutar de Puerto rico de otra manera diferente. Es una alternativa que posiblemente la gente no sabe que existe y ahora yo la expongo para el que vea le motive y se inspire y diga voy para allá. Y los que están aquí la haga”, mencionó.

Esta no es la primera vez que Medina le da la vuelta a la Isla en Vespa. “Le he dado la vuelta 5 veces en motora a los 42 municipios costeros. En los pasados 5 años, desde el 2015, todos los años le doy la vuelta y recorro 375 millas. Siempre utilizó carreteras panorámicas y escénicas. Ahí es donde uno conoce a los puertorriqueños y uno va viendo como se va desarrollando la sociedad en los distintos pueblos”.

Medina por otra parte mencionó que ya se formó un grupo de Vespa en el que él es parte. “Todos los meses tenemos giras por la isla. El día 18 de julio vamos para Cerro Punta, el pico más alto de Puerto Rico. Vamos a visitar nuestra isla. El que se quiera incluir esta invitado a hacerlo”.

Más allá de las 773 millas

Como próxima meta, Medina desea hacer nuevamente la Ruta Óptima y al llegar a San Juan, ir a Mayagüez y estando allá, comenzar la Ruta Panorámica Luis Muñoz Marín diseñada en el 1975.

107610744_118679633241053_5437844249790365278_o.jpg

La Ruta Panorámica es un corredor de 266 kilómetros que atraviesa la Cordillera Central, entrelazando diversas regiones y 21 municipios entre las costas este y oeste de Puerto Rico: Maunabo, Yabucoa, San Lorenzo, Patillas, Guayama, Cayey, Aibonito, Barranquitas, Coamo, Villalba, Orocovis, Ponce, Juana Diaz, Jayuya, Utuado, Adjuntas, Lares, Sabana Grande, Maricao, Las Marías y Mayagüez.

“El plan sería recorrer todas las plazas y cuando termine la segunda ruta en Yabucoa, subo por Fajardo y llego a San Juan, esta travesía sería alrededor de 1,000 millas”.

Inicios en el ciclismo

Medina, nacido en Nueva York y criado en Puerto Rico, siempre ha sido un apasionado de las corridas a larga distancia.

“Cuando me mudé a Puerto Rico con mis padres y hermano, recibí mi primera bicicleta. A esa corta edad corría dos a tres horas diarias”, dijo.

Siempre se levantaba entre las 4:00 y 5:00 de la mañana a repartir periódicos en la urbanización en donde vivía.

“Me levantaba temprano en la mañana y repartía en las dos rutas del periódico El Nuevo Día y el San Juan Star. Esas rutas me tomaban dos horas todos los días y estuve así hasta los 15 y 16 años”, explicó Medina.

Cuando entró a la universidad iba a ella en bicicleta. “Ya a los 18 años le estaba dando la vuelta a Puerto Rico”, sostuvo.

Impacto económico al turismo

Medina, no solo es un aventurero que le encanta recorrer nuevos lugares en su Vespa sino que también es un amante del ciclismo, creando así el evento la Vuelta Puerto Rico.

“Es un evento internacional que yo organizo anualmente desde el año 2006, donde vienen alrededor de 500 a 600 ciclistas de por lo menos 30 países para darle la vuelta a la isla en 3 días en una distancia de 375 millas”, dijo el también presidente del evento.

Señaló que esta iniciativa nació después de realizar un recorrido en bicicleta por toda la isla con un grupo de amigos. Comenzaron un viernes, a las 10:00 de la noche en el morro del Viejo San Juan y llegaron el domingo por la mañana. Fue una vuelta de 38 horas.

“Después de realizar la ruta mis amigos me dijeron que anteriormente habían ido en una ruta por lugares que ellos jamás se imaginaban que existían por lo bello que eran. Que yo debería hacer esa ruta pero dividirla en 3 días y hacer un evento, ya que eso iba a atraer a turistas de otros países. En ese momento se creó el evento”, concluyó Medina.

La actividad aporta $4 millones a la economía.