reyes magos

Reyes Magos de Juana Díaz.

Como es de conocimiento en el mundo entero, la Navidad borinqueña no tiene fin. Comienza el cuarto jueves de noviembre con el adoptado día de Acción de Gracias y continúa el 25 de diciembre, día de Navidad. El 31 de diciembre es la Despedida de Año, el 5 de enero es la víspera y el 6, es el Día de los Tres Santos Reyes. Entonces, siguen las octavas, octavitas y el octavón. Y, hay quien prolonga la temporada festiva hasta la ‘Media Raja’ como se conoce a la noche de la víspera del Miércoles de Ceniza, según presenta un referente obligado, el libro Mágica Estrella ¡Que ilumina los destinos! Herencia y Tradición!

reyes magos

Los Reyes Magos de Juana Díaz visitaron el Vaticano donde les recibió el fenecido Papa Juan Pablo II.

La primera Fiesta de Reyes de Juana Díaz fue creada el 6 de enero de 1884 por el Padre Valentín Echevarría, y desde entonces se ha convertido en un apostolado del pueblo juanadino. Aunque en esta 137 edición se seguirán los protocolos de la primera pandemia de este siglo pasado acaecida entre 1916-1918, se han repetido cíclicamente terremotos, inconmensurables muertes, que han dejado una huella muy profunda de devoción digna de admirarse. El cambio de soberanía del pasado entresiglos las prohibió, pero el pueblo las rescató como una arma de manifestación cultural.

El testimonio de esta entrega queda en El Vaticano ante la peregrinación y visita que hicieran los intérpretes de Los Tres Reyes Magos en audiencia ante el Santo Padre Juan Pablo II en 2004. Esta agenda se repetiría este 2020 con el papa Francisco, pero la pandemia la impidió. Tampoco se celebrará la Gran Caravana que recorría toda la Isla y países del extranjero en muchas ocasiones.

reyes magos

Reyes Magos de Juana Díaz en medio de su presentación.

Hace 30 años que William John Santiago personifica al Rey Melchor y aseguró a EL VOCERO, que junto con la oportunidad de ver a sus hijos nacer y compartir su vida con su esposa, ser Rey Mago de Juana Díaz es la tercera expresión de amor más grande en su vida. Además, le ha brindado oportunidades únicas, como fue ver al Papa Juan Pablo frente a frente y viajar a Cuba en 1999, donde les recibió el cardenal Jaime Lucas Ortega, después de tantos años de prohibirse allí la religión católica. “A Cuba pude regresar una década después, y fui testigo de la apertura que vive esa isla hermana, porque hasta pudimos caminar por las calles libremente, lo que nos llenó de orgullo”, relató Melchor.

Sobre las anécdotas curiosas o significativas que ha vivido William como Melchor, está ver las fotos que varios papás le han compartido, cuando ellos hacían del Niño Jesús que los Reyes Magos adoraban. “Aquel primer bebé tiene hoy 30 años”, recordó el también Melchor. Pero no todo ha sido miel sobre hojuelas –como dice el viejo proverbio- porque cuenta William que en una ocasión pudo experimentar un hecho casi milagroso. “Un día en Juana Díaz me caí del caballo justo empezando el desfile y tenía conmigo a un bebé que era nuestro Niño Jesús de ese año. Esto pasó porque un grupo de personas vino a retratarse conmigo y le dieron al caballo sin querer. De pronto el caballo se puso en dos patas y pude agarrar al bebé justo antes de caer de espalda al suelo. Milagrosamente, la ropa, el paño, el vestuario y la capa me ayudaron a amortiguar el golpe. ¡Fue tremendo cantazo! No le pasó nada al bebé y hoy tiene ocho años”.

Alexei Badillo es el Gaspar hace tres años. Este considera un privilegio y una gran responsabilidad hacer este ministerio, porque todos tratan espiritualmente de estar bien preparados para hacer esta representación y llevar el mensaje correcto.

reyes magos

Casa Museo de los Reyes Magos de Juana Díaz.

“Una vez estamos con los niños y los adultos, nuestra conducta tiene que ser un reflejo del amor de Cristo, para llevarles nuestro regalo de amor sin dificultades en nuestra vida. Lo que hago es con mucho esmero porque como Rey Mago, no tratamos de salir nosotros como hombres o actores, sino que sale el rey Gaspar que habita en mí, con la responsabilidad que eso conlleva. En estos momentos de pandemia vivimos la misma tradición del dolor con otro color. A los Reyes Magos la estrella se les desapareció y procuraron encontrarla. Buscar la luz en este camino no es fácil. Aunque estemos a oscuras queremos que se entienda que Dios está siempre con nosotros y debemos conservar la misma esperanza”, acotó Badillo.

Por su parte, Felipe Rivera a cargo de Baltazar, subraya que personifica una figura de los Santos Reyes y lo reviste de forma física, pero no son protagonistas porque sus personas se pierden.

“Y es el Espíritu Santo que nos guía durante estos días difíciles expuestos a huracanes, temblores y hasta pandemia, viviendo momentos tenebrosos. Nuestro propósito es guiar a los niños de Puerto Rico mediante la oración que es nuestro mayor regalo de amor y fraternidad a la familia. Lo que estamos viviendo pasará y la tradición permanecerá”, precisó.