Endometriosis

El dolor es uno desproporcionado. >Suministrada

La menstruación no debe ser sinónimo de dolor incapacitante. Si lo es, usted podría ser parte del 10 por ciento de la población en Puerto Rico que padece endometriosis, una enfermedad crónica y debilitante, que pudiera causar incapacidad si no se atiende.

“Por una cuestión diría que hasta cultural, se le ha enseñado a las mujeres desde niñas, que van a tener dolor en la menstruación. La paciente aguanta, aguanta, porque piensa que es normal y tarda mucho tiempo en dar con el diagnóstico”, reconoció el ginecólogo, Dr. Henry Rodríguez Ginorio.

“Cuando no le mejora el dolor con pastillas y sigue progresivamente aumentando con cada menstruación y no puede ir a trabajar o estudiar, es el momento de ir a ver al médico”, alertó.

“El dolor es uno desproporcionado del que puede ocurrir en una menstruación normal. También puede causar más sangrado”, añadió el médico.

Explicó que “la endometriosis es un tejido dentro de la cubierta del interior del útero —que es el endometrio— que se implanta fuera del útero”.

La condición —que no tiene cura— ha sido detectada en “sitios tan distantes como los pulmones y el cerebro por diseminación por vía hematógena por los vasos sanguíneos”, señaló Rodríguez Ginorio sobre los casos que se consideran muy raros.

Detalló que se debe a que “al momento de tener la menstruación, la paciente sangra por la vagina, pero hay flujo que sale hacia atrás por los tubos y actúa como semillero. Se puede implantar en los tubos, la vejiga, los intestinos y hasta en los pulmones y el cerebro”, precisó.

Otra de las hipótesis es que las células madres se cambian a tejido endometrio y dondequiera que estén, ese epitelio estará sangrando.

Puede presentarse desde los 13 años o con el inicio de la ovulación y extenderse hasta la menopausia, aunque ha habido casos posteriores a esta etapa.

“El diagnóstico es por visualización o por biopsia. Puede ser quirúrgico como laparoscopía”, informó el ginecólogo.

Es precisamente esta especialidad médica la llamada a realizar el diagnóstico.

“Primero hacemos pruebas de laboratorio y también podemos hacer un sonograma pélvico o endovaginal”, informó en entrevista con EL VOCERO.

Rodríguez Ginorio especificó que en ocasiones, el diagnóstico puede tardar de cuatro a siete años, lo que repercute en la calidad de vida de la paciente.

“Tienen una calidad de vida horrible, con mucho dolor, no solo durante la menstruación, también al sostener relaciones sexuales. También 25 por ciento de las pacientes con endometriosis no queda encinta nunca y si es una endometriosis crónica, pudiera hasta desarrollar tumores de ovario a largo plazo y cáncer por inflamación crónica”, sentenció.

La causa se desconoce.

“Todavía no hay data fehaciente de que es genético, aunque se puede ver en familia”, reconoció.

El tratamiento varía de acuerdo a la edad y las necesidades de la paciente, incluyendo si desea tener hijos. Puede incluir analgésicos, ibuprofeno, pads calientes, pastillas anticonceptivas y medicamentos inyectables.

“Una paciente que ya tuvo todos sus hijos, que tiene la vida de cuadritos porque sangra más de una vez al mes, no puede tener relaciones con su pareja y además tiene que faltar a su trabajo, puede optar por tratamientos radicales como disponer de sus órganos. De acuerdo a su edad, se puede sacar la matriz y tubos de Falopio; o matriz, tubos de Falopio y ovarios”, detalló.

El ginecólogo asegura, que “ha habido casos en que le han sacado la matriz, los ovarios, esperamos un tiempo para el reemplazo de hormonas y puede producir un tipo de quiste en el área de la herida”.

El doctor Rodríguez Ginorio también aclaró algunos mitos alrededor de la condición. “No puedo decir que tiene cura, ese es uno (de los mitos) y el otro es que no pueden quedar embarazadas”, recalcó.

Línea educativa sobre Endometriosis1-888-997-0997 y www.endometriosispr.com

Locations

Editora de ESCENARIO. Graduada de la Escuela de Comunicación Pública de la Universidad de Puerto Rico. Cuenta con más 15 años de experiencia.