Marisol Calero

La actriz exhibe una gran mejoría, a siete meses de su accidente cardiovascular. >Josian E. Bruno Gómez / EL VOCERO

Las rupturas de aneurismas se estiman a nivel mundial, en una en 100,000. En Puerto Rico, de 300 a 350 ocurren cada año. El 20 de agosto de 2020, Marisol Calero Font ingresó a esas estadísticas.

Sin embargo, la actriz y cantante se ha apartado de los pronósticos en términos de mejoría, según estableció el neurocirujano endovascular Dr. Juan Ramos Acevedo, quien estuvo a cargo de las cuatro operaciones que se le realizaron en el Hospital HIMA de Caguas.

“Marisol ha hecho una recuperación, que hasta el momento, para mí, ha rebasado muchas expectativas y cuando eso pasa, no tengo mucha facilidad de decir hasta dónde va a llegar su recuperación, porque ya rebasó todas mis expectativas. Está mucho mejor de lo que pensaba que iba a estar”, reconoció el también director del Centro Primario de Stroke.

Dr. Ramos

Dr. Juan Ramos Acevedo, neurocirujano endovascular que atendió a Marisol Calero. >Suministrada

El egresado del Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico, precisó que “una vez un aneurisma se rompe, la estadística es que el 50% de esos pacientes van a fallecer. Del otro 50% que sobrevive, el 66% va a tener algún déficit neurológico importante”.

Un aneurisma es un saco o protuberancia que se forma en una debilidad en un vaso sanguíneo. Usualmente ocurre donde los vasos sanguíneos se bifurcan y eventualmente, no resiste la presión de sangre y puede romperse.

A siete meses de ganarle la partida a la muerte, Marisol Calero Font es testimonio vivo del poder de la oración y desde el “milagro” que exper…

En el caso de Calero Font, tuvo sangrado por aneurisma en el lado izquierdo del cerebro, que es el que encargado del lenguaje, entre otras funciones. Mientras que el aneurisma que se le descubrió en el lado derecho, se trató antes de que hubiera rotura.

¿Considera que la recuperación de Marisol es milagrosa?.

“Sí. No es imposible, pero viene siendo bastante improbable”, admitió Ramos Acevedo.

El neurocirujano endovascular, cree además en el poder de la oración.

“Son cosas que no podemos explicar, pero definitivamente, hay voluntades personales, en conjunto, en comunidad, que cuando muchas personas tienen cierta voluntad, entiendo eso puede inclinar la balanza a favor de un resultado exitoso. Uno por lo menos, cuando tiene la responsabilidad de sacar a una persona de una condición precaria, muy difícil de tratar, esa voluntad de la familia, del paciente, se puede traducir en tranquilidad, en confianza de que las cosas van a ir bien durante el procedimiento”, compartió a EL VOCERO.

De otra parte, resalta que aún es mucho lo que podría mejorar Calero Font.

“Todavía está cumpliendo cerca de medio año de su evento y decimos que en el primer año hay mucha capacidad de recuperación, así que todavía tiene tiempo de recuperar más”.

El Dr. Ramos Acevedo enfatizó en la importancia de las terapias.

“El lenguaje se vio bien afectado en su caso, pero ha logrado mejorar su comunicación de manera impresionante, así que esto demuestra que la terapia del habla, la física, de ocupación, es sumamente importante. Sin esas terapias, el trabajo de un neurocirujano está incompleto”, opinó al tiempo que destacó el compromiso de la familia, así como sus ganas de recuperación.

Locations

Editora de ESCENARIO. Graduada de la Escuela de Comunicación Pública de la Universidad de Puerto Rico. Cuenta con más 15 años de experiencia.