You are the owner of this article.
You have permission to edit this article.
Edit
featured
SERIE ESPECIAL: Pasaje para un “cuerpo ideal”

Voz de alerta sobre las cirugías plásticas

Médicos en Puerto Rico hablan sobre las complicaciones tras operaciones realizadas en el exterior

  • Comments
  • 5 min to read
liposuction operation. Doctor hands near belly

Médicos en la Isla han tenido que reconstruir los defectos de cirugías plásticas que algunas pacientes se han realizado en otros países. >Suministrada

Viajan al exterior con la ilusión de mejorar la apariencia física, pero en el intento algunas mujeres han perdido la vida y otras han regresado a los hospitales de la Isla para ser atendidas con serias complicaciones de salud a consecuencia de actos de impericia médica, en unos casos realizados por médicos que no son cirujanos plásticos y otros por médicos fatulos.

El deceso de la estilista Isabel Rosado Otero, quien desde Lares viajó hasta Colombia —donde falleció luego de un procedimiento estético— es el caso más reciente en que una mujer es víctima de estas intervenciones quirúrgicas. Otros casos de puertorriqueñas que han perdido la vida luego de realizarse una cirugía cosmética son el de Nancy Santana García, de 45 años, en 2014 y Dhelmalyz Ríos Rivera, de 26 años, en 1998. Santana García fue operada en Colombia y Ríos Rivera en República Dominicana.

Cada cirugía tiene riesgos y complicaciones y deben ser informados a los pacientes, coincidieron los cirujanos plásticos Carlos Portocarrero, Joel Toro Pagán y Ángel Rivera Barrios en entrevistas con EL VOCERO.

“Aquí llegan semanalmente pacientes operadas en Colombia y otros países con serias complicaciones de salud. Me tocó una paciente que estuvo en intensivo casi tres semanas en Caguas y por poco pierde la vida por una infección. Es como algo cíclico; anualmente recibimos cuatro o cinco pacientes muertas por complicaciones”, afirmó Rivera Barrios, miembro de la facultad médica del Hospital de la Universidad de Puerto Rico (UPR) en Carolina.

Rivera Barrios explicó que en la mayoría de los casos las pacientes llegan a la sala de urgencias de Centro Médico, debido a que los médicos privados no se arriesgan a atenderlas.

Las aseguradoras les recomiendan a los cirujanos plásticos de Puerto Rico que no intervengan con estas pacientes que llegan con complicaciones debido a que si hay un caso de reclamación por impericia, el médico no estaría legalmente cubierto.

“Si tiene una complicación muy aguda y está enferma la persona, hay que atenderla y estabilizarla, pero lo que es reconstructivo y cosmético eso no lo cubre el plan médico y el paciente tiene que costear la reconstrucción después de que se le ha estabilizado. Lo que quieren economizar en otros países lo terminan gastando doble en muchos casos”, aseveró Rivera Barrios.

Indicó que en ocasiones las complicaciones ocurren meses después de la intervención.

“He recibido pacientes con implantes rotos, infecciones crónicas, mutilación y muerte del tejido”, relató.

“En casos de abdominoplastía, vemos que la paciente drena durante meses. Suturas que no sabemos qué tipo de sutura usaron, deformaciones de contorno en el que se hace liposucción en un lado más que en el otro o, peor aún, que le inyectan silicón industrial, que puede estar botando por años porque el cuerpo rechaza el líquido que está allí y que no es aprobado por la Administración Federal de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés)”, detalló.

Portocarrero, por su parte, confirmó que ha tenido que reconstruir los defectos en cirugías plásticas que se tornaron tormentosas.

“Hay algunos médicos fuera de Puerto Rico que no son cirujanos plásticos. Algunos de ellos son médicos generalistas y como generalistas no están capacitados para llevar a cabo cirugías plásticas. Algunos cogen cursos de un fin de semana en Brasil, pero eso no te habilita para ser cirujano plástico”, advirtió Portocarrero.

20210702_VR_CIRUGIA PLASTICA_PR_1

El Dr. Ángel Rivera Barrios expresó que muchos de los casos de cirugía cosmética que se complican llegan a Centro Médico de Río Piedras porque las pacientes no son atendidas en otros hospitales. >José “Pipo” Reyes/Especial para EL VOCERO

Sostuvo que en Colombia y en otros países de Latinoamérica hay buenos cirujanos plásticos, y considera que muchas de las pacientes caen incautas en manos de personas que no lo son y que operan en clínicas clandestinas con quirófanos ocultos.

“Había un enfermero en Santo Domingo que estuvo presente durante muchas operaciones con cirujanos plásticos y creía que sabía hacer las cirugías e hizo un quirófano en un área de su casa. En una ocasión, como no conseguía sutura, utilizó hilo de pescar y la suturó con eso. Todas esas suturas el cuerpo las repelió porque no eran suturas, era hilo de pescar y hubo que sacarlas una a una. El abdomen quedó altamente mutilado. La paciente había ido para una abdominoplastía”, contó el médico.

Portocarrero puntualizó que Puerto Rico es el único país en donde además de tener la licencia de cirujano, se requiere realizar la especialidad en cirugía plástica.

Recomendó a las personas que interesan viajar al exterior para someterse a una cirugía cosmética que confirmen las credenciales del cirujano plástico con las entidades que acreditan la práctica de la profesión en esos países.

“Si te montas en un avión y te quedas un mes, puedes tener el mismo resultado que aquí. Uno se puede operar en donde quiera, pero estás a expensas de otros estándares de salud. En Puerto Rico no se puede jugar con eso porque se exige que antes de la operación uno haga laboratorios, examen físico, radiografías, electrocardiograma y analice bien y discuta con el paciente los posibles resultados, complicaciones y alternativas, y si el paciente prosigue con la cirugía debe ser en un sitio acreditado donde haya anestesiólogos y todos los materiales que podrían hacer falta en una operación por cualquier complicación que ocurra”, explicó Portocarrero.

Toro Pagán, por su lado, señaló que en muchos países los médicos no son cirujanos plásticos y no operan dentro de un hospital. “Operan en sus clínicas privadas y ¿cuál es el problema? Que el control y las regulaciones son bien vagos. Las regulaciones son someras. La regulación es de una oficina de médicos como la misma que pudiera tener un pediatra, un internista o un cirujano normal. Sin embargo, el ‘setting’ de un hospital tiene al anestesiólogo, enfermeros y una facultad médica que está pendiente de que la operación se esté haciendo bajo los estándares de la medicina”, expuso el galeno.

Advierten sobre operaciones en Miami

Portocarrero y Toro Pagán sostuvieron, además, que han atendido casos por complicaciones en cirugías que se realizaron en Miami, Florida.

Toro Pagán, también expresidente de la Sociedad de Cirujanos Plásticos de Puerto Rico, señaló que las regulaciones en la llamada Ciudad del Sol son menos restrictivas que en Puerto Rico.

“Están operando médicos que no tienen licencia para hacer cirugías plásticas. Nos han llegado casos con complicaciones y aquí nadie los quiere atender después. Yo entrené en Estados Unidos y doy fe que, por ejemplo, ginecólogos, médicos de familia u otros especialistas están haciendo implantes de seno. En Puerto Rico la junta reglamentadora es más exigente en cuanto a quién puede ejercer este tipo de práctica y eso nos ayuda a tener un control mucho mejor”, planteó.

Portocarrero expresó que tiene conocimiento de médicos generalistas en Miami que realizan cirugías plásticas.

“En la oscuridad de la ética practican la cirugía cosmética. Por ejemplo, el seguro médico por impericia que va a cubrir a un ginecólogo es un seguro limitado a la práctica de la obstetricia y la ginecología. No te permite hacer una cirugía plástica y si cometes un error —porque no tienes la especialidad y alguien te demanda— la aseguradora te dice que no es un acto de cirugía ginecológica. Así que practicó ilegalmente la especialidad y es un acto criminal”, expresó Portocarrero, quien también es abogado.

Get up-to-the-minute news sent straight to your device.

Topics

Ampliacion

Noticia de ultima hora

Real Time Web Analytics