Cometa

Un cometa que proviene de otra estrella y que se encuentra de visita en nuestro Sistema Solar tendrá este mes su mayor acercamiento a la Tierra.

La Sociedad de Astronomía del Caribe (SAC) aclaró que el mayor acercamiento del cometa 2I/Borisov a la Tierra ocurrirá en la madrugada del 28 de diciembre, a unas 180 millones de millas (289 millones de kilómetros) de distancia.

Mientras que entre ayer y hoy ocurrirá el mayor acercamiento del visitante celeste al Sol.

La entidad educativa explicó que los cometas son cuerpos celestes algo similares a los asteroides (rocas espaciales), pero con una cubierta de polvo y hielo. En diversas ocasiones se ha podido detectar vapor de agua y gases saliendo de su interior.

Añadió que la mayoría de los más de 4,100 cometas detectados hasta el presente, provienen de la llamada nube “Oort”, en zonas lejanas en las afueras de nuestro Sistema Solar.

La SAC indicó que el cometa 2I/Borisov no será visible a simple vista ni en telescopios pequeños. Esto debido a que el cometa se encuentra pasando un poco más allá de la órbita del planeta Marte, por lo que la enorme distancia ocasiona que se aprecie muy tenue.

Sin embargo, observadores avanzados o con telescopios de 10 pulgadas o más diámetro podrían intentar avistar al cometa mientras este se desplaza frente a las estrellas, entre las constelaciones de Cráter e Hydra.

A pesar de que se estima que tiene un núcleo de cerca de una milla (1.6 kilómetro) de diámetro, el cometa está sintiendo el calor del Sol, por lo que el hielo que contiene se está sublimando de tal forma que se le ha formado una extensa cola de aproximadamente 100 mil millas (160,934 kilómetros) de largo.

“Se trata de una cola larguísima, tomando en cuenta que el cometa, al estar algo más allá de la órbita de Marte, no está cerca del Sol”, señaló la SAC.

A modo de comparación, la Tierra mide cerca de 8,000 millas (7,918 millas / 12,742 km para ser exactos), de modo que la cola del cometa interestelar es tan extensa como casi 13 veces el diámetro de nuestro planeta.

Observaciones demuestran que este cometa tiene una composición similar a los cometas de nuestro Sistema Solar, e incluso se detectó que entre los gases y materiales que emite en su cola, contiene agua. Se trata de la primera vez que vemos agua que proviene desde otro sistema solar.

Recientemente, científicos lograron identificar una estrella que tiene buenas probabilidades de ser el lugar de donde proviene el cometa interestelar. Se trata de “Kruger 60”, una estrella binaria o doble ubicada a 13.15 años-luz de distancia en la constelación de Cefeo, y la cual es visible a través de telescopios, indicó la SAC.

Astrónomos realizaron varias simulaciones de la trayectoria del cometa interestelar, y al analizar su paso cerca de 647 “estrellas candidatas”, los modelos mostraron que el cometa había pasado muy cerca de la estrella Kruger 60, y curiosamente bastante “lento” con relación a esa estrella.

Se trata del primer cometa interestelar activo que nos visita, y el segundo objeto interestelar detectado hasta ahora.

En octubre 19 de 2017, científicos habían detectado al primer objeto interestelar, que fue denominado “Oumuamua”. Hasta ahora se entiende que Oumuamua pudiera ser el núcleo de un cometa, mientras que el 2I/Borisov muestra claramente una cola, por lo que no hay dudas que este objeto es en efecto un cometa activo.

El 2I/Borisov viene ahora desplazándose por el espacio a la enorme velocidad de 118,781 millas por hora (191,160 km/h) o 53.1 kilómetros por segundo, con relación a la Tierra.

El objeto fue descubierto el 30 de agosto de 2019 por Gennady Borisov, un astrónomo aficionado de Ucrania, por lo que preliminarmente fue denominado como el cometa C/2019 Q4 Borisov. Una vez se confirmó es el segundo objeto interestelar detectado, se le designó el nombre de 2I/Borisov.