VR-01-21-010SanSe1.JPG

Ciudadanos destacaron la seguridad que abundó durante las fiestas. > Josian E. Bruno / EL VOCERO

Los locales y extranjeros que se dieron cita ayer en la cuadragésima edición de las Fiestas de la Calle San Sebastián, en el Viejo San Juan, coincidieron en que este año el tradicional evento transcurrió en completo orden y contó con mucha más seguridad, lo que permitió que pudieran olvidar por largo rato la alta incidencia criminal que arropa al País.  

“Siempre vengo todos los años con mi familia y este año había un temor mayor por todos los asesinatos que han ocurrido que han sido a plena luz del día, pero para nuestra sorpresa hay mucha más seguridad y todo está corriendo en orden. Así que nos sentimos mucho más seguros”, expresó María Gutiérrez, vecina de Bayamón, en entrevista con EL VOCERO.

La fémina de 35 años, que se desempeña como maestra, manifestó que “el orden ha sido a tal magnitud que hemos decidido venir a las fiestas más días de lo previsto. Estas fiestas son parte ya de la cultura puertorriqueña. Aquí celebramos las Navidades más largas del mundo y, en parte, eso se debe a estas festividades”, sostuvo.

Por su parte, Luis Benítez, quien acudió a las fiestas en compañía de su esposa y dos hijos, manifestó que la mejor decisión que pudo tomar el municipio de San Juan fue reforzar la seguridad ante los eventos que habían transcurrido en fechas importantes como el Día de Reyes, para evitar que ocurran desgracias.

“Mi esposa tenía miedo de venir, pero yo la convencí y llegamos a pasar un rato agradable. Hasta el momento me he sentido muy seguro porque hay alta presencia policiaca. Además de que había leído en los periódicos que habían reforzado la seguridad y que habría hasta agentes encubiertos. Creo que son medidas que a nosotros nos crean confianza de poder venir con la familia a disfrutar de las fiestas”, destacó.

De igual forma, Aida Sánchez, residente de Santurce, destacó que todos los años acude a las fiestas para disfrutar de la música en vivo y comprar artesanías.

“Para mí es tradición venir a apoyar lo local y disfrutar de las fiestas. Aunque este año se habló mucho de la seguridad, creo que eso me motivó más porque hay muchos guardias. Desde que coges la guagua escolar en la estación del Tren Urbano (Sagrado Corazón) ves todos los guardias asignados”, sostuvo Sánchez.

En ese aspecto, Ángel Cervantes, turista que lleva dos semanas en la Isla y reside en California, manifestó que “este es el segundo día que vengo y me ha sorprendido mucho la cantidad de policías en las calles. Eso es muy importante porque los puertorriqueños y los turistas podemos sentirnos seguros y sabemos que si ocurre algo malo la respuesta sería rápida”.

San Juan toma medidas adicionales

Antes del mediodía de ayer, el ayuntamiento informó que todos los accesos hacia el Viejo San Juan, incluyendo los estacionamientos, habían sido cerrados al tránsito vehicular debido a la gran cantidad de personas que se encontraban en las fiestas.

El ayuntamiento recomendó a las personas que utilizaran el sistema de transporte colectivo desde el Estadio Hiram Bithorn y la Estación del Sagrado Corazón.  Hasta las 12:00 del mediodía de ayer, se reportó que unas 54,594 personas se transportaron desde las estaciones ubicadas en estos lugares. También se exhortó a utilizar el sistema de taxis que brindan servicios hacia las fiestas.

Además, el municipio informó que —basado en las estadísticas acumuladas—las fiestas transcurrieron en orden y que el plan que se diseñó para garantizar la transportación, seguridad, atención médica, primeros auxilios, recogido de basura y mantenimiento de las calles, se llevó a cabo con efectividad.

En cuanto a situaciones de salud, hasta ayer se habían atendido 436 personas, de esos, 46 casos son de intoxicados por alcohol. Luego del cierre de labores en la madrugada de ayer, se habían recogido 372,530 libras de basura y 104,780 libras de material reciclable.