positivo

Mente sana, cuerpo sano. Esta frase -que se cree fue registrada por primera vez por el escritor italiano Décimo Junio Juvenal y que, a su vez, proviene de la filosofía griega- la escuchamos a menudo.

Precisamente, este es el objetivo de las terapias de autosanación y relajación: lograr equilibrio mental, y que esto se proyecte hacia lo físico en las actividades del diario vivir.

A continuación algunas de estas terapias que se ofrecen en Puerto Rico:

H’oponopono

Entre las terapias que buscan esto se encuentra el Ho’ponopono, una práctica de sanación ancestral, cuyo que se originó en Hawái y permite que personas encuentren un balance. La definición de este concepto es “limpieza o solución de problemas”. También significa “enmendar o corregir un error”.

Según explicó a ELVOCERO Kim Haydée, instructora de esta terapia en Puerto Rico, esta práctica se centra en “darle una limpieza a la mente (de la persona que lo practique) de experiencias o errores negativos que llevan cargando desde antepasados”.

“Es una terapia milonaria hawaiana de sanación, es una técnica vieja trabajado por los hawaianos. Ayuda a limpiar las memorias que tenemos ancestrales que a base de esas memorias que nosotros estamos compuestos, atraemos personas, eventos, situaciones y uno cree que uno está viviendo algo nuevo pero en realidad lo que está recibiendo o caminando los pasos de nuestros antepasados”, especificó Haydée, quien se concentra en la educación y aplicación de este concepto poco conocido en la Isla.

Esta práctica, contó, no está alineada a ninguna religión y se concentra en la autosanación del individuo o las familias a través de mantras (palabras repetitivas) positivos. Esto ayuda, según esta práctica, a romper con “cadenas de errores que nuestros familiares han cometido en el pasado”.

“Es muy importante en estar alertas, claros, en poder identificar lo que se nos está repitiendo que nos causa malestar”, detalló.

“Cuando empezamos a notar que se nos repiten los patrones, que estamos triste o atraemos parejas que nos traen problemas, en el sector del trabajo tenemos muchos percances, relaciones interpersonales se repiten unos escenarios, depresión, numerosas situaciones que componen la vida del ser humano y hay un patrón que nos hace sentir mal, nos quita fuera. A eso se le aplica el H’opononpo. Aplicarle los mantras de sanación, palabra que se repiten y que traen sanación”, agregó.

La disciplina se centra en “sacar lo mejor del diario vivir”.

Reiki

Esta terapia fue descubierta y desarrollada en Japón. Se centra, mayormente, en la “canalización de la energía universal”.

“El terapeuta permite el flujo de esta energía a través de la imposición de manos, el dibujo y la visualización de símbolos sanadores, produciendo el restablecimiento del equilibrio energético en la persona”, coinciden varios textos sobre esta práctica.

Terapia de ventosas

Originada en China hace aproximadamente 3,000 años, la terapia de ventosas fue creada para mayormente para relajar los músculos, estimular el flujo de la sangre y aliviar el dolor.

Así lo asegura Freddy Conde Márquez, terapeuta del masaje, quien practica este tipo de técnica en los masajes que practica.

“Generalmente, la terapia de ventosas se combina con la acupuntura en un tratamiento, pero también puede ser utilizada sola. La succión y la presión negativa proporcionada por las ventosas pueden relajar los músculos, estimular el flujo de sangre y sedar el sistema nervioso, lo que lo hace un excelente trabajo ante el dolor, haciendo que el cuerpo segregue dopamina”, explicó a este diario el terapeuta.

Conde Márquez dio con esta terapia en los finales de los 80’s, cuando su padre sufrió de lo que describió como un “terrible dolor de cuello” y tuvo que recurrir a este tipo de disciplina que le fue recomendada.

Aunque existen distintas técnicas, la terapia generalmente consiste en colocar sobre la piel de la persona un tipo de copa de cristal de succión sobre la piel de la persona.

“La ventosa o cupping suele dejar un tipo de marca, parecido a un hematoma donde se colocó el mismo copo la cual es creada por la misma succión, pero no pasa nada, solo es una marca temporera, con la marca, el cuerpo reconoce que esa área en específico le sucede algo fuera de lo normal y presta mayor atención en el área ayudando a su sanación”, concluyó el especialista.

Periodista y asistente en Mesa de Información.