salud femenina

La tiroides es una glándula endocrina que produce las hormonas tiroideas, tiroxina (T4) y triyodo-tironina (T3), que regulan el metabolismo y afectan el crecimiento y grado de funcionalidad del cuerpo, incluyendo la quema de calorías y el ritmo cardíaco. Por tanto, es importante mantenerle bajo control.

El hipertiroidismo y el hipotiroidismo son las principales enfermedades de la tiroides y son más comunes en mujeres y personas de 50 años o más. Sin embargo, pueden llegar a afectar a bebés, niños y jóvenes.

Los síntomas del hipotiroidismo -la más común en Puerto Rico- suelen ser estreñimiento, sensibilidad a temperaturas frías, fatiga, dolores musculares o articulares, palidez o piel reseca, tristeza o depresión, debilidad, aumento de peso, períodos menstruales abundantes o irregulares.

“Es importante que todo paciente que sospeche de tener problemas con la tiroides visite un especialista en endocrinología. La prueba de cernimiento para evaluar si hay problema de tiroides es el TSH (Thyroid Stimulating Hormone) para medir la producción de esta”, explicó la doctora Martha Gómez.

La endocrinóloga aclaró que aunque los laboratorios de TSH parecen fáciles de interpretar, en realidad pueden ser complejos y de ahí la importancia de visitar a un médico especializado. “El rango normal de TSH está entre 0.40 a 3.0; si está por debajo de 0.40 se define como hipertiroidismo y si está por encima de 3.0 hipotiroidismo”, acotó.

La tiroiditis de Hashimoto es una de las causas más comunes de hipotiroidismo. Es una condición de origen autoinmune porque el sistema de defensa comienza a producir las sustancias llamadas anticuerpos que van en contra de la tiroides, lentamente la destruyen y eventualmente pierde la capacidad de producir la hormona tiroxina.

“El hipotiroidismo —que es la principal enfermedad de la tiroides— representa ausencia o disminución de T4. Para esto, la primera alternativa de tratamiento continúa siendo el reemplazo con levotiroxina. Aunque en algunos casos el paciente no puede ser controlado usando solo este reemplazo, puede agregarse la liotironina, para ayudar a mejorar los síntomas del hipotiroidismo”, abundó Gómez. Enfatizó que siempre se recomienda al paciente con problemas de tiroides mantener una dieta balanceada como parte del tratamiento.

Editora de revistas Mírame Siempre, Bienestar Total, Secciones Especiales y Suplementos. Graduada de la Escuela de Comunicación Pública de la Universidad de Puerto Rico. Cuenta con más de 30 años de experiencia en periodismo local e internacional.