CAFÉ TURISMO

Después del agua, el café es la segunda bebida más tomada en el mundo y también es una de las favoritas de los puertorriqueños, sea como acompañante del desayuno, como merienda, en el ‘break’ de media mañana, o como broche de oro después de un buen almuerzo o una cena inolvidable. Ciertamente muchos los que disfrutan de este elixir proveniente de una planta originaria de Etiopía en África, son capaces de llegar hasta cualquier lugar del mundo, con tal de disfrutar de una experiencia degustativa y sensorial única y, como se habrá podido dar cuenta, el café también es protagonista de una nueva tendencia: turismo de café.

Y, aunque existen otros países del mundo muy reconocidos por la calidad del café que producen y por tener una industria turística fuerte en el tema del café, en TRAVESÍA nos dimos a la tarea de crear un breve listado de lugares locales donde podrá realizar actividades agroturísticas y educativas para realizar en familia, y de vez, degustar una tacita del rico café que producen. En breve presentaremos algunas propiedades con interesantes propuestas y actividades agroturísticas en contacto con la naturaleza. Es importante destacar que nuestro listado no las incluye a todas.

Recuerde que al visitar las distintas hacienda y fincas agroturísticas apoya a los agricultores locales en ruta a la recuperación de esta industria que se estima le tomará otros tres años.

Y nació el café puertorriqueño...

Según la historia del café en Puerto Rico, este llegó en 1736, cuando gobernantes españoles en la isla determinaron que las condiciones climáticas y geográficas eran adecuadas para su producción. Entonces, fue cuando este producto se convirtió en parte importante de nuestra agricultura, nuestra mesa tradicional e infraestructura económica local.

Fue en pleno siglo 19 que el café puertorriqueño se volvió popular en Europa por su alta calidad, aroma y sabor. Antes como ahora, la región central y oeste de Puerto Rico era y sigue siendo considerada como la zona "bendecida" para el cultivo del café de alta calidad. Fue allí donde se afincaron las haciendas cafetaleras del país así como de frutos de toda clase, incluyendo el plátano y el guineo, eventualmente se fueron expandiendo por otras partes de la Isla. Es así que, enmarcado en este contexto histórico, la isla cuenta con importantes ofrecimientos agroturísticos con el café como protagonista.

A pesar de la devastación que el paso del huracán María provocó a la industria cafetalera, los caficultores locales continúan trabajando la tierra, cosechando y compartiendo el fruto de su producción con visitantes locales e internacionales desde distintos escenarios.

Eso sí, antes de solicitar el servicio de un operador turístico, le recomendamos asegurarse que cuenta con las pólizas de responsabilidad correspondientes, así como con los endosos de La Compañía de Turismo de Puerto Rico y agencias pertinentes, y que el personal esté cualificado y entrenado.

Dónde realizar actividad agroturística de café

MUSEO DEL CAFÉ, Ciales (787-313-0925). Propiedad que cuenta con una amplia sala de exhibición que incluye elementos fundamentales en la historia de la elaboración del café local y regional como molinillos antiguos y piezas rústicas utilizadas por nuestros antepasados para el despulpe, secado, pilado y tueste del grano. Además cuenta con área torrefacción, laboratorio de café verde y sala de cata. Ofrecen recorridos guiados y charlas de degustación de café, por reservación, para grupos de mínimo 10 personas, martes a viernes de 9:00 a.m. a 3:00 p.m., sábados y domingo de 9:00 a.m. a 5:00 p.m., Para los más pequeños incluye una mini granja.

CAFÉ NATIVO, Jayuya (787-315-7881). Es una finca que se destaca por su diseño de bajo impacto ambiental, ya que se enfoca en la eficiencia. Café Nativo utiliza energía solar que contribuye al 80% de toda la operación de la finca. Durante una visita al lugar los visitantes podrán conocer la producción de un buen café, aprender acerca de las prácticas de conservación, participar de las actividades de recolección que comienzan el 1 de septiembre y hasta disfrutar de la observación de aves y apreciación de árboles nativos. La propiedad cuenta con un ‘coffee shop’ con menú tipo ‘brunch’ y cabañas disponibles para la renta. Los recorridos se ofrecen por reservación para un máximo de 20 personas, viernes y sábados desde las 10:00 a.m.

CAFÉ LUCERO, Ponce (787-848-8387). Aquí el café lo cultivan manos de trabajadores puertorriqueños que garantizan la calidad del café y ponen en práctica los más altos estándares. Durante los recorridos por la finca el visitante disfruta del proceso desde la preparación del suelo, a través del proceso de la siembra, hasta el envasado del producto final. Las visitas guiadas se realizan de lunes a viernes, duran aproximadamente dos horas y están a cargo de sus propietarios Lucemy Velázquez y Arturo Torres, quienes ofrecen información en español o en inglés para un mínimo de seis personas. El lugar cuenta con finca de café, área de procesamiento y tueste y área de degustación. También cuenta con fincas para cosecha de plátanos, limones y naranjas.

HACIENDA LEALTAD, Lares (787-897-8181). Es un lugar temático donde el visitante podrá conocer sobre la historia del proceso y selección de un buen café, estar en la tranquilidad del campo y disfrutar de un rico café preparado a tu gusto.

HACIENDA POMAROSA, Ponce (787-460-8934). Cuenta con más de 20 años ofreciendo visitas guiadas a los amantes del café. Durante los recorridos, el visitante podrá aprender sobre la historia del café y la producción del producto, desde que se plantan las semillas, durante la cosecha, clasificación, tostado y empaque en la granja. El recorrido dura aproximadamente dos horas y concluye con una taza de café preparada con su método preferido. La hacienda además, cuenta con habitaciones para alquiler, estilo Bed & Breakfast, ubicadas en un exuberante entorno tropical verde con vista al mar. Los ‘tours’ operan de normalmente de martes a sábado, de 11:00 a.m. a 1:00 p.m. Sin embargo, este mes de agosto ofrecerán recorridos solo este viernes 9 y sábados 10 de agosto y se reanudarán el 3 de septiembre, explicó Kurt Legner, propietario del lugar.

HACIENDA MUÑOZ, San Lorenzo (787-736-8427). A través de los campos de cultivo de la Hacienda Muñoz, los visitantes podrán aprender del trabajo de un recolector de café y en ocasiones participar del proceso, mientras disfrutas de la armonía de la naturaleza con sus amigos y familiares. También conocerán del proceso de producción y elaboración del café hasta degustar una deliciosa taza del producto en el área de ‘coffee bar’. Los recorridos son de miércoles a domingo a las 10:00 a.m. y 2:00 p.m. Se pide al visitante llegar mínimo 15 minutos antes de que salga el tour. El lugar cuenta además con un restaurante de costillas, hamburguesas y comida criolla.

HACIENDA TRES ÁNGELES, Adjuntas (787-360-0019). El lugar ofrece al visitante la experiencia de caminar y disfrutar de las maravillas que una plantación de café tiene para ofrecer, desde aprender de sus prácticas agrícolas, los procesos de cultivo, el recogido y cata de café. Esta es la primera finca agroturística que fue certificada por la Compañía de Turismo de Puerto Rico. Su clima es fresco gracias a que está localizada en la parte altas de las montañas de Adjuntas o "El Gigante Dormido", lo que favorece granos de café de alta calidad. El lugar tiene disponible café verde a disposición, y de origen único Arábiga / Caturra. Detalle que le ha hecho merecedor de reconocimientos especiales otorgados por la Organización Mundial de Turismo de las Naciones Unidas en 2015 como "Campeones Mundiales de Turismo", uno entre seis en América y uno entre 28 en el mundo. Aquí se cultiva y produce uno de los mejores Cafés Especiales en el mundo.

HACIENDA SAN PEDRO, Jayuya (787-828-2083). En esta hacienda, fundada por don Emeterio Atienza en 1930, se cultiva, recoge a mano y elabora café de alta calidad y a la usanza artesanal. Asimismo, el secado del café se realiza en bombos antiguos que llevan más de 100 años en la finca. Roberto Atienza es la tercera generación de caficultores de esta histórica hacienda, y es quien cuida personalmente todos los detalles relacionados a su cultivo, cosecha y torrefacción. El lugar también cuenta con el Museo Café Hacienda San Pedro y la Tienda, donde los visitantes podrán observar las plantas de café, caminar por las veredas, aprender un poco del proceso de cosecha y degustar una rica taza de café recién tostado. También, tienen disponible para la venta el café en grano o molido, empaques de libras y medias libras, empaque de saco o lata, entre otros. Los recorridos se hacen los sábados y domingos con reservación a las 12:30 p.m., 2:00p.m. y 4:00 p.m. y requieren reservación para grupos de 10 o más, y para quien desee experimentar vivir en una hacienda cafetalera, el lugar tiene disponible para la renta una cabaña rústica y cómoda.

Recibe más información sobre esta y otras noticias. Pulsa aquí si eres usuario de Android o de iPhone.

Editora de revistas Mírame Siempre, Bienestar Total, Secciones Especiales y Suplementos. Graduada de la Escuela de Comunicación Pública de la Universidad de Puerto Rico. Cuenta con más de 30 años de experiencia en periodismo local e internacional.