Iguazú

Cuenta la leyenda que las cataratas fueron obra de un dios que habitaba las aguas del río Iguazú. Enfurecido por la huida de un guerrero con la doncella guaraní que iba a serle entregada en sacrificio, quiso frenar su canoa imponiéndoles semejante barrera natural. Asegura también la leyenda que los grandes árboles que custodian cada lado de las cataratas son, en realidad, los dos amantes, condenados a vivir eternamente separados, aunque se las ingenian para volverse a unir gracias a los arcoiris que, tan a menudo, se posan de orilla a orilla sobre este fenomenal tajo de agua.

En lengua guaraní iguazú significa agua grande, el nombre que también porta el río que, tras un curso de .80 millas a través de Brasil, se derrama por estas cataratas en mitad de la selva que marcan la frontera entre el estado brasileño del Paraná y la provincia argentina de Misiones, en la frontera cerca con Paraguay.

Formadas hace más de 200 mil años en la confluencia del Iguazú con el río Paraná, de la que a lo largo de los siglos han retrocedido una veintena de millas, debido a la erosión, estas cataratas, cuatro veces más anchas que las del Niágara en Canadá, fueron descubiertas por el gaditano Álvar Núñez Cabeza de Vaca, que se topaba con ellas en 1541 tras una expedición por el sur del actual Brasil. 

Casi 300 saltos de agua, encadenados en forma de media luna, despachan a lo largo de casi 1.86 millas que conforma este festín de la naturaleza. Se pueden admirar caminando por un entramado de pasarelas y miradores que se arriman hasta el vértigo a sus caídas de agua, de hasta 229.659 pies del altura, o en pequeñas lanchas que se atreven a navegar a sus pies, permitiendo incluso admirar a poquísima distancia el indiscutible plato fuerte: la Garganta del Diablo. Es la cascada de mayor caudal, envuelta en un rugido estremecedor y en una cortina de bruma que cala hasta los huesos.

La mayor porción de las cataratas se encuentra en territorio argentino, aunque algunos de sus ángulos más espectaculares se admiran desde el lado brasileño, por lo que lo más recomendable es no perderse ninguna de ambas orillas. Es perfectamente factible pasar de un país al otro en el mismo día; desde la localidad argentina de Puerto Iguazú a la brasileña de Foz do Iguaçu.

Tanto las cataratas como la selva subtropical que las encierra quedan protegidas por sendos parques nacionales, uno argentino y otro brasileño, morada de más de 400 clases de aves, casi 2.000 especies vegetales y varios tipos de monos y serpientes, además de caimanes, tapires e incluso jaguares. 

Infinidad de senderos, como el imprescindible Macuco, permiten por todo este entorno selvático ir sumando panorámicas a cual más espectacular de los distintos saltos, como los famosos Bossetti, Dos Hermanas, Álvar Núñez, Lanusse, Chico Alférez, Ramírez, Benjamín Constant, Deodoro, Floriano o Santa María, e islas como la de San Martín, que también forman a su paso estas cataratas que sirvieron de inolvidable escenario a la película La Misión, con interpretaciones magistrales de Robert de Niro y Jeremy Irons y el Oscar en su haber por la mejor fotografía.

La visita a las cataratas

En un día se pueden visitar sin problema las orillas argentina y brasileña de las cataratas, aunque se recomienda dedicarle más tiempo para poder explorar los parques nacionales que las encierran, e incluso acercarse a conocer las ruinas de las misiones jesuitas de sus proximidades. En la parte argentina de las cataratas hay un pequeño tren ecológico que va uniendo los puntos más espectaculares de esta orilla.

y tanto en la parte argentina como en la brasileña hay pasarelas y balcones desde los que admirar los saltos de agua. También en ambos lados es fácil contratar excursiones en lancha para navegar a los pies de la cascada y aproximarse a algunas de sus caídas, así como senderos señalizados para recorrer la zona. Igualmente se proponen actividades como rafting, expediciones en vehículos todo terreno para adentrarse por los parques nacionales de cada orilla e incluso vuelos en helicóptero sobre las cataratas que, sin embargo, cuentan con muchos detractores, por alterar el entorno y la paz de las aves.

(0) Comentarios

Welcome to the discussion.

Keep it Clean. Please avoid obscene, vulgar, lewd, racist or sexually-oriented language.
PLEASE TURN OFF YOUR CAPS LOCK.
Don't Threaten. Threats of harming another person will not be tolerated.
Be Truthful. Don't knowingly lie about anyone or anything.
Be Nice. No racism, sexism or any sort of -ism that is degrading to another person.
Be Proactive. Use the 'Report' link on each comment to let us know of abusive posts.
Share with Us. We'd love to hear eyewitness accounts, the history behind an article.