VIH

En Puerto Rico se han diagnosticado 49,889 casos de personas con el VIH/SIDA desde el comienzo de la epidemia en la década de los 80, de las cuales han fallecido 29,396 para una tasa de mortalidad de 59%, según el reciente informe del Programa de Vigilancia de la Oficina de Epidemiología e Investigación del Departamento de Salud.

Sin embargo, en lo que va de este año se han reportado 254 nuevos casos y seis muertes, para una tasa de mortalidad de 2%, informó la epidemióloga del Programa de Vigilancia de VIH/SIDA, Gladys Girona Lozada, quien agregó que en 2018 hubo 451 nuevos diagnósticos y 25 fallecimientos.

“En los últimos 10 años hemos visto constantemente que han disminuido los diagnósticos nuevos de casos por año”, expresó la experta, quien explicó que estas estadísticas incluyen también a las personas diagnosticadas que se han mudado de la Isla.

El reciente informe del programa —que incluye datos hasta el 30 de septiembre— reflejó que de las 29,396 muertes reportadas desde el inicio de la epidemia, 29,060 eran adultos o adolescentes y 336 niños menores de 13 años. 

“Esos 29,000 sí han fallecido por todas las causas, o sea que ese número es las personas con VIH/SIDA que diagnosticaron que han fallecido. Muchas veces en el diagnóstico a la hora de morir, pues te ponen que falleció por un fallo respiratorio o por cierta enfermedad que a lo mejor es debido al VIH o a lo mejor fue por un accidente. Así que es por todas las causas”, explicó Girona en entrevista con EL VOCERO

El informe revela que de esas 49,889 personas, 49,203 eran adultos o adolescentes y 686 niños menores de 13 años de edad al momento del diagnóstico. También señala que, de los 49,203 adultos o adolescentes, 11,250 tenían la infección de VIH, 12,533 fueron diagnosticados con “AIDS - Inmunologic” y 25,420 casos eran de “AIDS- All others”.

En el caso de los menores de 13 años, 144 tenían la infección de VIH, 84 “AIDS - Inmunologic” y 458 casos eran de “AIDS - All others”. El desglose de casos por edad y sexo evidencia que 37,060 de los pacientes diagnosticados son hombres y 12,829 son mujeres.

“Ya el SIDA se considera como parte del VIH. Al SIDA se le llama estadio 3 o el estadio 3 de la enfermedad cuando ya está bastante complicada. Hay una definición del VIH que es según la célula CD4 —que son las células que nos protegen— y si esas células están bajitas en menos de 200, eso es lo que le llamaban inmunológico (AIDS - Inmunologic)”, precisó Girona.

En ese sentido, mencionó que el término “AIDS - All others” se refiere específicamente a unas enfermedades específicas en las personas que tienen VIH y “que por tener el sistema inmunológico suprimido les dan esas enfermedades específicas como tipos de cáncer, herpes, etcétera”.

Girona dijo que las estadísticas en el caso de menores son de 1980 hasta el 2010. “El 95% de esos casos era porque la madre con VIH se lo pasaba por lo que se conoce como transmisión perinatal. La mayoría —casi el 100% de estos niños, que ya están grande muchos de ellos— se contagió por medio de la madre, pero desde el 2010 no vemos ningún caso”, sostuvo.  

Más contagios en hombres  

El informe refleja que los casos mayores de VIH/SIDA han sido reportados en personas que tienen entre 25 a 34 años. Específicamente, 12,980 hombres y 4,471 mujeres. A su vez, 49,751 de los casos fueron reportados en pacientes identificados como hispanos de todas las razas.

Sobre la forma en que se contagiaron, se establece que los casos más altos reportados fueron por uso de drogas inyectables (20,521), por relaciones heterosexuales (14,378) y por contacto sexual de hombre a hombre (10,271).

El resto de los casos se debió a trastorno de hemofilia; recibo de sangre, componentes o tejidos; exposición perinatal o VIH diagnosticado; otro factor de riesgo informado; o se desconoce la forma del contagio.

“Una persona puede contagiarse por contacto con otra persona que incluye intercambio de fluidos, que puede ser sangre o los fluidos corporales. Si la persona tiene una lesión en el ano o en la vagina, pues es más probable que tenga la enfermedad”, abundó.

“Otra cosa bien importante ahora es que si la persona que tiene el VIH está en tratamiento antirretroviral y su carga viral está suprimida —que signifca que no se detecta el virus en la sangre— tiene un por ciento bien bajito, tiene casi 0% de transmitir la enfermedad”, comentó.

¿Cómo prevenirlo?

Girona explicó que una de las formas de evitar el contagio es utilizando profiláctico al momento de tener relaciones sexuales o las pastillas de profilaxis preexposición (PrEP), que es un medicamento que está aprobado para las personas que no tienen la enfermedad y están en alto riesgo.

“Es importante que todos los pacientes de VIH se atiendan inmediatamente que los diagnostiquen y que sigan su régimen de tratamiento para que puedan vivir una calidad de vida como cualquier otra persona. Por eso es que han disminuido las muertes”, sostuvo.