Departamento de Justicia

El Departamento de Justicia. >Brandon Cruz González/EL VOCERO

Cinco estudiantes universitarios, que transitan un vía crucis judicial por haber luchado en contra la reducción de 241 millones de dólares del presupuesto de la Universidad de Puerto Rico (UPR) y el alza en el costo de la matrícula, denunciaron que transcurridos tres años siguen sometidos a un proceso judicial.

Los estudiantes Verónica Figueroa Huertas, Thaliangelly Torres González, Francisco Santiago Cintrón, Randiel Negrón Torres y Gabriel Díaz Rivera aseguraron que las acusaciones lanzadas en su contra tienen su origen en la huelga estudiantil de la UPR en 2017, mientras la policía derrocha recursos para mantener un sistemático carpeteo de la juventud a través de las redes sociales.

Al acusar al Departamento de Justicia de un doble rasero al perseguir a los estudiantes, mientras da largas a los actos de corrupción, como la intentona de apropiarse de 40 millones de dólares en la adquisición de pruebas para Covid-19 con dos empresas vinculadas a figuras del Partido Nuevo Progresista (PNP).

Establecieron que la fiscalía no ha movido un dedo para investigar el saqueo de fondos públicos que quedó evidenciado en el infame chat de Telegram del entonces gobernador Ricardo Rosselló Nevares y su llamada Manada Azul.

“A casi tres años del huracán María, ese mismo Departamento de Justicia, no ha dicho ni pío sobre los responsables de aguantar los vagones de suministros y los terremotos de este año; y como si fuera poco, tampoco ha invertido recursos en investigar y tomar acción en contra de María Milagros Charbonier y Nelson Del Valle, representantes del PNP acusados por los federales de corrupción y participar en el esquema de empleados fantasmas”, dijeron los estudiantes en una rueda de prensa frente a la torre de la UPR.

Advirtieron que “en todas estas instancias, Wanda Vázquez Garced ha sido Secretaria de Justicia o Gobernadora, todas estas investigaciones siguen abiertas o engavetadas. No nos cabe la menor duda que detrás de esta doble vara e inconsistencia subyace la intención de criminalizar a quienes luchan por un mejor país y un intento selectivo de acusar a aquellos y aquellas que asumen cargos de representación”, argumentaron los alumnos de la UPR.

Expusieron los cinco jóvenes que “ante la posibilidad de un juicio en nuestra contra o el aplazamiento injustificado de los procesos y ante el deber moral como ciudadanos y ciudadanas de denunciar los atropellos que día a día se cometen en nuestro país, denunciamos y condenamos las listas creadas por el Departamento de Justicia, donde aparecen miles de nombres de personas en Facebook con su número de identificación”.

“Hacemos un llamado a que se participe mañana en un acto de denuncia por las redes sociales, a que la prensa exija la entrega de las listas y a siempre combatir las injusticias de este país de frente y por todos los medios. Hoy y siempre seguiremos en pie de lucha”, proclamaron los estudiantes.