África coronavirus

“Tenemos que aprender a vivir con el virus (Covid-19), pero es importante que el gobierno refuerce la orientación porque hemos visto que la ciudadanía ha bajado la guardia y eso es peligroso”, manifestó ayer a EL VOCERO el doctor Marcos López, gerente de investigación del Puerto Rico Public Health Trust (Prpht).

“La realidad es que la amenaza del Covid-19 aumentó y esto requiere que el País vuelva a reforzar las medidas de precaución y que también pensemos en una nueva logística para ser efectivos en la detección del virus”, indicó.

Según explicó el experto, el uso de mascarilla, el distanciamiento social y el lavado de manos debe retomarse con la rigurosidad que exige el momento, pero también el gobierno debe apuntar a una orientación más dinámica y los políticos servir de ejemplo a los ciudadanos, aun cuando estén en plena campaña electoral.

“No es que los políticos dejen de hacer su mitin político o sus campañas, pero deben aplicarse lo que le piden a la gente. Mantener siempre el distanciamiento social y tener una mascarilla puesta para proteger a sus seguidores, ese debería ser el mensaje”, sostuvo López sobre las constantes violaciones salubristas de algunos políticos en actividades proselitistas.

Adaptar la estrategia

De otra parte, mencionó la importancia de que los negocios dedicados a la venta de comidas y bebidas revalúen sus medidas cautelares y determinen cuán efectivas son.

“No podemos cerrar la economía, pero los dueños de negocios deben ser muy estrictos en la orientación que les dan a sus comensales, es algo dinámico. También pueden evaluar el tener estaciones para el lavado de manos. Las personas, cuando observan que los negocios cumplen con las directrices, van y consumen allí porque se sienten seguras”, sostuvo López.

Agregó que la cantidad de pruebas moleculares con las que cuenta el País es suficiente para poder sobrellevar la pandemia del novel coronavirus, pero indicó que hay que ser más precisos en las determinaciones que se hacen para ordenar una prueba de Covid-19.

Según López, esto comienza con la orden médica que firma el facultativo para que se le realice al paciente una prueba molecular en los laboratorios. “Yo conozco gente que se ha realizado la prueba hasta seis veces sin la necesidad de ello. Es importante que los médicos sean proactivos con el paciente y le den seguimiento, para hacer un uso adecuado de las pruebas”, expresó.

López recalcó la importancia de que los médicos puedan priorizar en quienes más necesiten la prueba molecular o confirmatoria.

No hay escasez de reactivos

López dijo que por el momento, en los seis laboratorios de referencia de la Isla no hay escasez de reactivos para analizar las pruebas moleculares, aunque señaló que dos laboratorios han tenido algunos retrasos en la adquisición de estos químicos.

“Todavía estamos haciendo más pruebas que lo que requiere la Organización Mundial de la Salud (OMS) y que en muchas otras jurisdicciones en Estados Unidos. Lo que ocurrió en un momento dado fue que la empresa Roche nos vendió un excedente de pruebas y luego esto se detuvo. Pero todavía estamos haciendo muchas pruebas”, dijo López.

Actualmente los laboratorios de referencia locales realizan unas 22,000 pruebas semanales, lo que representa el 90% del total en la Isla.

López destacó la importancia de que los laboratorios de la comunidad no acumulen las muestras de Covid-19, para mantener así un flujo constante en la detección del virus y tener así las estadísticas al día.

“He visto que algunos laboratorios de comunidad toman la muestra y se tardan en enviarla a los laboratorios de referencia de tres a cuatro días. En los laboratorios de referencia procesan la mayoría de las muestras en 24 horas, a lo sumo 48 horas”, expresó el portavoz del Prpht.

“Si el País toma con responsabilidad este asunto, todavía estamos a tiempo para evitar que esto se salga de nuestras manos”, concluyó López.